Rolando Sarraff y Ernesto Borges

En la prisión de Guanajay se pudren dos presos  políticos a los que tengo un afecto especial. No los conozco, claro está, pero si me unen a sus familiares   lazos de solidaridad y cariño fraterno. [...]