Abel Nieves , preso politico cubano.

untitled

Madrid 10 de Abril 2019.

Me cuentan que Abel Nieves está enfermo y solo en un Centro de Acogida para ancianos en Miami. El corazón se me encoge una vez más, ante la soledad de esos hombres ,que como Abelito,lo dieron todo en la vida y apenas recogieron unas migajas de reconocimiento y comprensión. La vida no es , o no debiera ser, un toma y daca permanente , tanto dí tanto espero,   pero que injusta es a veces con aquellos que merecieron honores y tuvieron que conformarse con sobrevivir en el abandono y el olvido.

Abelito es uno de mis héroes y lo quiero tanto como lo admiro. Lo conocí en 1981 en ese año en que yo comenzaba a asomarme a las cosas de Cuba y el se asomaba a la vida en libertad tras 21 años de cárcel, de torturas y represión.

Iba yo de asombro en asombro con cada historia de prisión, y con cada uno de los protagonistas del presidio político cubano que iba conociendo, cuando Abel Nieves, desde entonces Abelito, me relató la suya, en casa de Martha y Armando Valladares, con todo lujo de detalles

Conocí como cayó preso con 16 años, como lo, maltrataron, lo patearon, y las secuelas que arrastraba tras las tremendas palizas que sufrió en cada una de las 11 prisiones en las que fue confinado.

Me habló de su admiración y afecto por sus hermanos presos políticos de su sacrificio y valor de los que consideraba su familia, y su devoción absoluta por Pedro Luis Boitel.

Entre historia e historia, también me confesó su obsesión por coleccionar fosforeras, y en más de una ocasión me vi rebuscando en el Rastro madrileño alguna pieza especial con la que Abelito pudiera aumentar su colección. A cambio, el me enviaba documentación sobre el Presidio Político en Cuba asegurándome: “esto, casi nadie lo tiene “ lo he preparado para ti

.Y era entonces con cada información compartida conmigo cuando el Abelito frágil y humilde se hacía grande, importante, con el orgullo de quien se siente custodio de la memoria histórica de tantos héroes anónimos.

La Casa del Preso , en Miami se convirtió en su casa, único hogar que le he conocido en estos más de treinta años . Me gustaría, Abelito, que Armando Valladares tu amigo y el mío, te leyera esta nota que hoy te escribo, pero Armando, único amigo que te visita y te cuida, me dice que casi no conoces y a duras penas sabes en qué lugar te encuentras .

No importa, allá donde tu mente te haya llevado , seguramente al lugar donde están los hombre buenos , puedes contar con mi ecto y consideración más sincera .

Te quiere siempre

Mari Paz

 

Compartir

Abel Nieves , preso politico cubano.

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *