VENEZUELA, DEMOCRACIA DE SANGRE

B0Oq6NeIMAAMX6S

Venezuela, democracia de sangre

Así titulaba el diario madrileño ABC en su portada la situación terrible que vive Venezuela.

Instalados en el “ya caerá “ la clase política internacional se tienta la ropa con toda desfachatez mientras mira de reojo las escenas, cada vez más sangrientas, del día a día venezolano.

Cien muertos no han sido suficiente sangría para acabar con la dictadura de Maduro y sus secuaces, y nadie sabe cuántos más serán necesarios para que las democracias, que se dicen liberales, señalen el basta ya de la situación.

Un país que vive en la miseria, con sus jóvenes muriendo frente a las fuerzas represivas que les han declarado la guerra, y como enemigos los asesinan sin piedad. Nos avergüenza , o debería avergonzarnos ,esta lucha desigual de piedras contra pistolas, de jóvenes estudiantes contra los colectivos chavistas , para declarar a Maduro incapaz de mantener el orden constitucional en el país. Con un clima de autogolpe permanente y matonismo gubernamental contra las instituciones , al gobierno aun ha tenido la desvergüenza de permitir, con su inacción, el asalto a la Asamblea Nacional a manos de las fuerzas represoras y las turbas chavistas. Las imágenes que recorren las televisiones del mundo, dan una idea de la violencia ejercida contra los representantes legales de los venezolanos

La ley debe restituir derechos democráticos conculcados a los ciudadanos, y la justicia debe dar paso a una Venezuela democrática y en paz . La ayuda debe llegar de todos los que creemos en un estado de derecho, con la participación de los venezolanos en un proyecto electoral libre y con observadores internacionales, olvidando los diálogos inútiles que no van a ninguna parte, y  están muy lejos de la solución negociada y con garantías. Demasiado tiempo, demasiada sangre , demasiada miseria, demasiados muertos, han llevado a Venezuela, de la mano de un incapaz presidente, a un camino sin retorno.

Los venezolanos han demostrado una valentía digna de encomio y unos deseos de libertad que no pueden ser vencidos por quienes han destruido un gran país y aun intentan, destruir a su ciudadanía.

 

Compartir

VENEZUELA, DEMOCRACIA DE SANGRE

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *