Tintori en Roma

 

tintori-Vaticano

Por Mari Paz Martinez Nieto.

Después de cincuenta horas encadenadas y aguantando el frio invernal de Roma ,Lilian Tintori, Mitzy Ledesma y Antonieta Mendoza , mamá de Leopoldo Lopez, levantaron su protesta .

Antes habían levantado su voz , un vez mas y esta vez con la firme esperanza de ser escuchadas por el Papá Francisco , del que según dice su esposa , Leopoldo tiene puestas sus esperanzas como el gran mediador para Venezuela..

Este Papa Francisco Vicario de Cristo, mediador de pleitos imposibles ,que además propone a Cuba como sede de las negociaciones, que celebra el plan de paz , ( plan que rechazó el pueblo de Colombia en referéndum ) que media en la crisis de los refugiados , y en otros tantos procesos políticos , no podía hacer oídos sordos a las justas peticiones del pueblo de Venezuela sumido en una crisis profunda de pobreza y represión política. Esto es exactamente lo que pensaron las buenas gentes de Venezuela con Lilian Tintori a la cabeza cuando dec que en la desesperación absoluta, el buen Papa Francisco era ya el último recurso.

Pronto entendieron lo muy equivocadas que estaban

Leopoldo López es miembro de pleno derecho de la Internacional Socialista y bien pudiera esperarse , que si no se le prestaba el sustento espiritual necesario, dadas las circunstancias, tal vez el bando político se hiciera eco de las demandas de tres mujeres que en la mismísima Plaza de San Pedro, rezaban juntas y ante los ojos del Santo Padre y toda la jerarquía eclesiástica presente en Roma. Pero tampoco.

El resultado de su protesta ha dejado bien claro que : Leopoldo López esta injustamente encarcelado, cruelmente tratado y vergonzosamente ignorado. Ni un solo miembro del Vaticano se ha dignado recibir a Lilian Tintori, ni siquiera como forma de disimular su escasa empatía con el pueblo doliente de Venezuela ,o ejercer la caridad cristiana con quien solo puede ya recurrir a su fe en Dios.

Que le pasa a la iglesia católica tan huidiza ante los problemas de Venezuela?

Seguramente la experiencia cubana la hizo indolente e insolidaria.

Lagrimas para el tirano Castro,  las que sean precisas. Palmaditas en la espalda y consejos sin tregua para el represor venezolano Maduro , siempre. ¿ Y para el demócrata encarcelado?, ¿para los defensores de libertades y derechos patrios ? Solo miedo ¿ a qué? a todo , los cobardes no saben de distinciones.

Pero ¡qué asco Dios!, y perdón por el exabrupto; pero es que con tanto cobarde corremos el riesgo de dar por bueno el silencio del Papá , olvidar el clamor de Venezuela por su libertad, que nos parezca de razón que Leopoldo y los demás presos políticos se pudran en las mazmorras chavistas de Maduro, y que el mundo permanezca indiferente ante lo que clama al cielo y solo recibe silencio cómplice y cobarde.

Su Santidad , en este caso , ha mirado para otro lado, aunque lo más fácil hubiera sido mirar hacia abajo para encontrarse entonces con la mirada suplicante de LilianTintori , Mitzy Ledesma , y Antonieta Mendoza.

El cupo de sufrimiento de su Santidad está, al parecer, agotado.

Lilian Tintori llegó tarde . Venezuela debe seguir soñando un futuro de justicia y libertad, pero será lejos, muy lejos, de Roma y del Vicario de Cristo.

 

Compartir

Tintori en Roma

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *