Carta

Imprimir

CARTA DE DIOS A CABELLO

Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York

Querido Cabellito:
Me he enterado que invocas mi nombre en vano cada vez que abres tus sensuales labios en el programa de Televisión “Con el Mazo Dando”, que te inventaste para atacar a los opositores.
Eso de “A Dios Rogando y con el Mazo Dando”, no me la calo ni un segundo, por muy Espiritual que yo sea.
Déjame decirte, Hijo mío, que la Oposición y el pueblo de Venezuela sí me rogaron para que hubiera cambios y sacaran a personajes como tú, tu compañero Maduro y la Primera Combatiente del gobierno, con el fin de devolver la paz y prosperidad que existía antes de la llegada del Delfín Hugo Chávez a ese Sillón Dorado de Miraflores.
Vamos por Testamentos, como en la Biblia: La primera etapa del Pedido está concedido. Hice ganar lejos a la oposición.
Sin embargo los rezos de mis fieles han seguido y en vista que no hay voluntad ni tuya, ni de Maduro ni de nadie entre los chavistas, para realizar cambios armónicos y por el contrario hay planes negros y siniestros, me veo en la necesidad de realizar el segundo bateo, donde me propongo Strike Two, bajo pedido de Simón Bolívar.
Ah, y yo que tú, Hijo Querido, me cambiaría por completo el nombre, por razones obvias:
1.- Estás en la mira de la DEA.
2.- Estás perdiendo el Cabello
3.-Cada vez que te nombran “Diosdado”, me crispo todo por eso de jurar mi Nombre en Vano.
Sinceramente.
Dios.

Compartir

Carta

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *