Se equivocó la paloma

 

Sobre el Papa y Cuba.

Regresa el papa a Roma entre la incredulidad y , el enfado, y la tristeza de quienes habían depositado sus mejores esperanzas en este Papa tan desenfadado y parlanchín que tanta gracia le  hace al mundo progre.

Ya verán cuando llegue a Cuba , decían las gentes de buena fe, “tan belicoso con las desigualdades , tan cercano a los inmigrantes …un Papa que hablará a los Castro clarito y en su propio idioma¡”

S, seguramente de esta visita se esperaban muchas cosas, pero los que conocemos bien las “ cosas de Cuba “ temíamos que las expectativas quedasen en poco menos que nada , como así ha sido lamentablemente.

La decepción comenzó en el mismo aeropuerto De La Habana . Ante la airada reivindicación a modo de saludo de Castro II a tan ilustre visitante sobre “el bloqueo injusto, ilegal y devastador para los cubanos” la evasiva de Francisco a entrar en temas espinosos, pero solicitando de Raúl “le muestre nuestro afecto y respeto a su hermano Fidel.”

Tan innecesaria era la petición ,como la posterior visita al decrepito dictador.

Vendrían después el olvido a la disidencia interna, la ignorancia sobre las detenciones, los golpes, los arrestos a todos aquellos que querían acercarse al Papa siendo de inmediato represaliados., algunos en su presencia. Ni una leve mención a estos hechos, ni tampoco a los derechos humanos, pero si el “agradecimiento a Cuba por su contribución a la paz en un mundo saturado de odio “ Cuando la única contribución a la paz de la puede presumir la Cuba de los Castro es la paz de los cementerios, el Papa vuelve a mostrar su proximidad a la teología de la liberación que creímos ya olvidada, o cuanto menos postergada , hasta la llegada a Roma de Francisco

Así es como este Papa se nos muestra mas político que pastor , mas economista que franciscano, mas ecologista que sucesor de Pedro.

El Papa no es un Senador, ni un legislador , no es un político.

Es, debe ser, el pastor que esta cerca de los pobres , de los presos, de los enfermos, de las madres que abortan, de los hijos abortados , de los olvidados, de todos aquellos que tienen hambre y sed de justicia . El Vicario de Dios no puede impartir doctrina política, , ni preocuparse de la economía o la ecología si con ello se olvida de su magisterio de su fe , de la doctrina de la Iglesia de la que es su máximo representante. No quiere decir esto que esté ajeno a los problemas del mundo , pero sí que priorice sus actos para que la crisis de la iglesia no se agudice y los templos no se vacíen ,como se han vaciado los seminarios y los conventos .

Solo le pedimos al Papa que la oración se alce sobre las soflamas políticas . En Cuba no reconocimos al gran valedor de los oprimidos , sí encontramos al amigo obsequioso con el opresor .

Se equivocó la paloma .

 

Mari Paz Martinez Nieto

Madrid 30 Sept 2015

 

 

 

Compartir

Se equivocó la paloma

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *