Invitación al Exilio Cubano

.Ileana A. Puig
Vice-Presidenta de MAR por Cuba
Esposa y hermana de presos políticos
Cuñada de un fusilado
Prima de dos brigadistas

Debido que a partir del 17 de diciembre de 2014 se puede viajar a Cuba sin mayores obstáculos, con todo respeto extiendo esta invitación al exilio cubano.

Antes de viajar a Cuba, ya sea por motivos de familia, añoranza de una vida que ya no existe, por una Bienal de Arte, exposición y presentación de libros, o simples fines turísticos, visiten aquí en Miami, el Memorial Cubano donde están grabados los nombres de los fusilados, los que murieron en combate por la libertad de Cuba en Bahía de Cochinos, en la Sierra del Escambray y de los Órganos y en distintos rincones de nuestra Isla, los miembros de la Brigada 2506 que murieron asfixiados en una rastra por órdenes de Osmany Cienfuegos, los cuatro miembros de Hermanos al Rescate pulverizados en aguas internacionales, aquellos que fueron cruelmente asesinados en el Río Canímar y en el Remolcador 13 de Marzo, los que han muerto en el Estrecho de la Florida en busca de libertad y tantos otros que murieron en las innumerables cárceles del régimen de los hermanos Castro –La Cabaña, El Príncipe, Isla de Pinos, Boniato, Combinado del Este, San Severino, Sandino, El Mijial, Kilo Ocho, Guanajay, Guanabacoa, Manto Negro, Nuevo Amanecer, etc. etc. Visiten la Casa de la Brigada 2506; visiten la Casa del Presidio Político Histórico Cubano; visiten la Plaza de las Presas Políticas Cubanas; lean algunos de los muchísimos libros en los que se narra el sufrimiento y el sacrificio de nuestros compatriotas y de los tantísimos que murieron luchando para evitar que nuestras libertades nos fueran arrancadas y por conservar la dignidad y decoro inherente de todo ser humano.

¿Por qué extiendo esta invitación?

A mi generación, para que primero le rindan el homenaje que tanto merecen nuestros muertos y presos –hombres y mujeres. Para que cuando pongan un pie en Cuba tengan bien presente que los que gobiernan en este momento es el mismo régimen de los hermanos Castro – llámense Fidel o Raúl – y su camarilla, los mismos que a través de 56 años han llenado nuestro suelo cubano de lágrimas y sangre.

Para que le enseñen a las generaciones más jóvenes que cuando estén en Cuba recuerden que mientras sus padres crecieron y ellos nacieron en un país donde sus derechos son protegidos por la Constitución, muchos otros dieron lo mejor de sus vidas buscando esa misma garantía para nuestro pueblo; y para que todas las generaciones –mientras paseen por las calles de Cuba- no olviden que los Derechos Humanos siguen encarcelados; no olviden que todos los días siguen arrestando y golpeando a nuestros hermanos por el simple derecho de expresar sus deseos de libertad, libertad que nosotros gozamos en el exilio. Para que mientras caminen por las calles no olviden que Cuba sigue siendo una isla esclavizada.

No me digan que vivo en el pasado. NO, vivo y respiro presente y futuro y por lo tanto sigo añorando para Cuba la libertad que en el año 1959 me fue confiscada. La misma libertad por la que lucharon nuestros mambises y que nos enseñaron a respetar nuestros abuelos, padres y maestros y que debemos de inculcar a las nuevas generaciones.

Por supuesto que quiero el bienestar económico para mis hermanos de la Isla, pero más importante es que todo cubano pueda ejercer la libertad a la que cada ser humano tiene derecho y a que haya justicia en nombre de todos los que ya no pueden conseguirla. Con economía, pero sin libertad, no hay Patria. Patria es Justicia. Patria es Libertad. Patria es Dignidad.

 

Compartir

Invitación al Exilio Cubano

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *