The New York Times habla del caso de Normando Hernandez.

 

Normando Hernandez

 

ICLEP: Lo que no dijo The New York Times:
Normando Hernández ha podido cumplir su sueño de tomar parte en una prensa libre dirigida hacia sus compatriotas en Cuba, quienes adolecen de noticias verdaderas, como las que le costaron a él una condena de 25 años en prisión por tratar de difundirlas
thth
Angélica Mora
22 de dic, 2014

The New York Times menciona a un exiliado, pero omite su historia. El periódico, en su nota: “Raúl Castro Thanks U.S., but Reaffirms Communist Rule in Cuba” “Raúl Castro agradece a Estado Unidos, pero reafirma que el Comunismo gobierna en Cuba”, menciona muy en particular, a una familia cubana.

 

El diario, detallando las manifestaciones en Miami contra el Presidente Obama, donde se le acusó de mentiroso y traidor, comenta las palabras de Blanca Gonzalez, de 65 años “quien se radicó en
Estados Unidos hace 13 años”.
Anota The New York Times, “Su hijo, Normando Hernádez, pasó 7 años en prisiones cubanas por “practicar el periodismo independiente”. Termina diciendo el diario, “fue puesto el libertad en el 2011”.
El periódico podría haber indagado un poco más y haber dicho que Blanca González enfermó debido a las angustias de tener a su hijo condenado a 25 años de prisión durante los terribles sucesos de la llamada Primavera Negra del 2003, como otros cientos de madre que sufren actualmente el dolor de tener sus hijos encerrados en prisiones cubanas por el solo hecho de oponerse al régimen totalitario de los hermanos Castro.
Podría haber dicho The New York Times que Normando paga actualmente las secuelas de maltratos y alimentos en mal estado ingeridos en la prisiones. Que su madre enferma, como en un círculo más del Infierno, nunca lo pudo ver mientras, Normando, estuvo en prisión, pues el régimen de Cuba le negó la entrada a su propio país. Esta Madre tampoco pudo conversar, ni en una sola ocasión con su hijo mientras estuvo en prisión.
Tampoco dice The New York Times que hoy Normando Hernández es el Director General del Instituto Cubano para la Libre Expresión y Prensa, ICLEP, organización que ha logrado levantar con su propio esfuerzo en el exilio.
Y por último, como en muchoas otros temas, el New York Times se equivoca. Normando Hernández no fue puesto en libertad en 2011. Fue un año antes.
Lo correcto es decir que obtuvo en el 2011 asilo en los Estados Unidos.
Tampoco dijo The New York Times es que Normando Hernández ha podido cumplir su sueño de tomar parte en una prensa libre, dirigida hacia sus compatriotas en Cuba, quienes adolecen de noticias verdaderas, como las que le costaron a él una condena de 25 años en prisión por tratar de difundirlas.

Compartir

The New York Times habla del caso de Normando Hernandez.

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *