Nota de prensa de Unión Liberal Cubana

 

Nota de Prensa

 

La posición de la Unión Liberal Cubana y la nueva política de Obama y la Dictadura comunista cubana

 

La Unión Liberal Cubana ve con gran preocupación el cambio en la política de Estados Unidos hacia Cuba. Hasta prácticamente la víspera de su discurso del 17 de diciembre pasado, el presidente Barack Obama, una y otra vez, había reiterado que sólo haría concesiones a la dictadura comunista de los Castro si éstos daban pasos en dirección de la democracia. Sencillamente, nos engañó.

 

En la ULC hemos sido partidarios de levantar el embargo y de establecer una suerte de reconciliación entre Cuba y Estados Unidos, pero siempre que la dictadura comunista de la dinastía militar de los hermanos Castro diera pasos hacia la apertura política y la restauración de las libertades cívicas y no en el posible sentido de convertir a Cuba en otra China o Vietnam en las aguas del Caribe.

 

El mensaje del presidente Obama le hace un flaco servicio a los demócratas cubanos. Viene a decir que Estados Unidos se ha equivocado durante más de medio siglo porque apoyar a la oposición, criticar al régimen por las violaciones de los derechos humanos y caracterizarlo como una dictadura represiva (esencialmente lo que viene haciendo desde hace décadas) no ha conseguido cambiar al régimen; aunque al mismo tiempo el propio Obama lleva acabo sanciones contra la Venezuela de Maduro (aliada de Cuba) y contra Rusia, ¿sirven o no las sanciones?

 

Sin embargo, pensábamos que Estados Unidos nos respaldaba porque lo digno era apoyar a esos disidentes que luchan por vivir en una democracia. Creíamos que lo justo era condenar al régimen por atropellar a su pueblo. Suponíamos que lo correcto era denunciar la tiranía cubana en todos los foros. No concebíamos que Estados Unidos subordinara sus acciones al hecho que sus actitudes rindieran ciertos frutos y no al peso de las premisas morales en las que se fundamentaban; con esta política nueva de Obama, E. U hace lo mismo que se le criticó en el siglo XX cuando apoyaba las dictaduras de Somoza, Pinochet, Trujillo y a Batista en Cuba.

 

El mensaje que se deduce del discurso del presidente Obama es dolorosamente transparente: la dictadura de los Castro puede comportarse como quiera porque a  Estados Unidos no le importa y nada hará, en lo futuro, por cambiar ese régimen oprobioso.

 

La nueva política de Obama hacia Cuba también conlleva un mensaje equivocado no solo a los demócratas de dentro de la Isla, de abandono; sino también a las democracias occidentales que pueden sentirse menos obligadas a presionar a la dictadura cubana para que a cambio de tratos preferenciales con Cuba, se modifique por parte de la dictadura comunista el respeto hacia la oposición y los derechos humanos en general, estamos pensando en particular en  la Unión Europea, ¿qué estímulos van a tener los europeos para influir en los derechos humanos en Cuba?

 

En la ULC lamentamos haber perdido un aliado, pero aprovechamos esta oportunidad para reiterar nuestro compromiso con la libertad de Cuba. Seguiremos luchando paciente y pacíficamente, siempre dentro de la ley, no importa por cuánto tiempo. En la ULC tenemos otra valoración más seria y responsable de lo que son los ideales.

Compartir

Nota de prensa de Unión Liberal Cubana

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *