Cuba: el nuncio y el “notición”

ARMANDOVALLADARESFHR

Por Armando F. Valladares. E-mail: armandovalladares2012@gmail.com (para enviar opiniones, pedidos de suscripción y desuscripción, etc.
Miami (Fla.), 08 de septiembre de 2014, fiesta de la Virgen de la Caridad del Cobre (este artículo puede difundirse libremente)

El 25 de agosto pp. el periódico “Lecce News 24 Horas”, de la ciudad de Lecce, al sureste de la península italiana, publicaba impresionantes declaraciones sobre Cuba del nuncio de la Santa Sede en Cuba, monseñor Bruno Musarò, que se encontraba en visita a la región de la cual es oriundo.

El nuncio Musarò diagnosticó en pocas palabras ” las condiciones de pobreza absoluta y de degradación humana y civil en la que se encuentran los ciudadanos cubanos, que son víctimas de una dictadura socialista que los tiene subyugados desde hace 56 años”.

“El Estado controla todo”, y “la única esperanza de vida para la gente es huir de la isla”, explicó el nuncio Musarò, describiendo la situación de degradación, penuria y opresión de los cubanos. Y concluyó diciendo que, inexplicablemente, “hasta hoy, transcurrido más de medio siglo, se continúa hablando de la Revolución y se la alaba, mientras las personas no tienen trabajo y no saben cómo hacer para dar de comer a sus propios hijos”.

Tres días después, el jueves 28 de agosto pp., en los jardines vaticanos, se entronizaba una réplica de la Virgen de la Caridad, patrona de Cuba, con la presencia de seis obispos cubanos que habrían viajado especialmente de la isla-cárcel para esa ocasión, y del ex secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Tarcisio Bertone.

Llamó la atención el hecho de que el nuncio Musarò, representante diplomático de la Santa Sede en Cuba, que estaba en Italia, no hubiera comparecido. La periodista María García, corresponsal en Europa de Martí Noticias, preguntó al cardenal Bertone su opinión sobre las declaraciones del nuncio, a lo que el cardenal, conocido por sus declaraciones favorables al régimen cubano, respondió en tono contrariado: “No conozco esta declaración. Me parece que los periodistas han exagerado sobre esta declaración. Pero no la conozco, no la conozco”. El obispo de Santa Clara, monseñor Arturo González Amador, trató de restar trascendencia al análisis del nuncio Musarò, diciendo que ” lo hemos comentado con el embajador del Estado cubano ante la Santa Sede y, bueno, pues ha quedado así, sin mayor importancia”. Por su parte, monseñor Emilio Aranguren, también entrevistado en los jardines vaticanos por la periodista María García, dijo en tono apaciguador: “Las que el nuncio ha manifestado son realidades del pueblo cubano, pero creo que no es para hacer de eso un notición”.

En realidad, el diagnóstico del nuncio Musarò sobre la Revolución comunista y sobre el drama del pueblo cubano subyugado parece constituir un “notición” de no poca envergadura, si se considera la colaboración eclesiástica con el comunismo cubano en las últimas décadas. Aún existen muchas interrogaciones en torno del episodio, y podrían levantarse diversas hipótesis. La nunciatura en La Habana informó que el nuncio retornaría a la isla después de pasar tres semanas en Italia. Aguardemos indicios que eventualmente sirvan para responder a las interrogaciones que han quedado flotando en el aire.

Armando Valladares, escritor, pintor y poeta. Pasó 22 años en las cárceles políticas de Cuba. Es autor del best-seller “Contra toda esperanza”, donde narra el horror de las prisiones castristas. Fue embajador de los Estados Unidos ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU bajo las administraciones Reagan y Bush. Recibió la Medalla Presidencial del Ciudadano y el Superior Award del Departamento de Estado. Ha escrito numerosos artículos sobre la colaboración eclesiástica con el comunismo cubano y sobre la “ostpolitik” vaticana hacia Cuba.

Compartir

Cuba: el nuncio y el “notición”

Debate

1 Respuesta

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *