PREMIOS ASOPAZCO POR LOS DERECHOS HUMANOS, LIBERTAD

 

Febrero28, 2014
Premios 2013 Asopazco

Premios 3

Premiios Asopazco 2013
Madrid, 27 de febrero, 2014.
Angélica Mora:

Mi premio lo dedico a Venezuela:  a los que están batallando por ser libres, a los que han muerto, a los heridos y a los que están en prisión por esa lucha sin cuartel.
También a los opositores de Cuba, de hoy siempre, que han entregado los mejores años de sus vidas en su lucha por la  libertad.

¿Pero qué es la libertad?
Nunca he estado privada de ella, pero me basta cerrar los ojos y pensarlo, para sentir que una vorágine negra me rodea, me aprisiona y me deja sin aliento.
Siempre me he dicho que lo más precioso que tiene el ser humano es ser libre y tener sus derechos.
En mi labor como periodista me he tropezado, infinidad de veces, con gente que por sus convicciones -buscando esa libertad para ellos y los demás- es detenida maltratada y llevada a la cárcel.
Son personas, quienes, por pensar diferente y por buscar una salida -un boquete virtual para escapar y tocar el cielo de la libertad- paradójicamente pierden lo poco que les queda y son perseguidos.
Quizás por eso -aprovechando mi profesión- es que comencé a poner tanto énfasis en destacar a los regímenes que ahogan a sus pueblos y los privan de algo tan precioso, tan esencial como lo es poder ser uno mismo… y libre, en la tierra en que nació.
Los hombres que llegan al poder, deberían dejar que el aire fresco de la Libertad vaya y venga a su antojo, pero algunos temen a esas ráfagas circulando por el país y a sus mismos compatriotas.
Y nacen las restricciones.
Y a los que se rebelan, los encierran injustamente por sus temerarias ideas de que todos deben libres y gozar de sus derechos.
Y los mantienen presos en celdas de muros negros y fríos, dentro de paredes que a la larga, algún día, serán derribadas, como lo fue el muro de Berlín.
Por esos hombres y mujeres que no pueden hablar, porque los han privado de sus sonidos es que me propuse escribir, al inicio de mi carrera, para dar a conocer sus luchas, sus ideas y sus propósitos. y mientras tenga fuerzas, lo seguiré haciendo, como un simple instrumento más, dentro de una sociedad libre.
Por eso, dedico este Premio a los hombres y mujeres que luchan hoy en Venezuela.
Y a los opositores cubanos quienes desde el momento mismo de los inicios del castrismo, iniciaron sus batallas pacíficas, ante la indiferencia de muchos gobiernos.
Lo dedico por último… a todo aquel que ama la Libertad en cualquier parte del mundo en que se encuentre.
Porque la libertad… definitivamente lo es todo.

Compartir

PREMIOS ASOPAZCO POR LOS DERECHOS HUMANOS, LIBERTAD

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *