” Los Hijos de Torquemada y sus víctimas en un mismo lugar ”, Miami

 

   

Por: Juan C. Herrera Acosta
Ex preso de conciencias del grupo de los 75

Nueva York/ 17-1-2014
Quizás sean paralelismos, o la vida nos juegue una mala pasada a las víctimas del Castrismo, y no es que vivamos entre Tirios y Troyanos, sino, en una tierra que nos ha abierto los brazos a muchos necesitados de libertad, Padres, Madres e hijos de fusilados, encarcelados y torturados dentro de las cárceles de Castro, otros fueron asesinados y corrieron también la peor de las suertes. Pero algo llama poderosamente la atención, y es la clara confusión de términos en cuanto a ” Refugiados Políticos ” víctimas del negro castrismo y los llamados ” Desertores ‘.
Existe, para bien, la ” Ley de ajuste Cubano ” que se implementó por el gobierno de Estados Unidos en la década de los 60s, muchos se han beneficiado de esa humana ley que le brinda cobijo y protección a los que huyen de la dictadura castrista por diferentes vias, pero ya los términos se confunden y no es lo mismo un ” Desertor ” que un Refugiado Político. En el primer caso, y se han dado por miles, huyen del engendro que apoyaron hasta el último momento y que contribuyeron a crear y consolidar bajo la mas feroz y atroz represión desmedida contra toda forma de disenso.
El desertor tiene el derecho de no continuar siendo parte de una farsa tan cruel. Tiene derecho a decir basta. Tiene derecho a que esta gran nación le abra los brazos, pero, igualmente tiene la obligación de pedir perdón por haber apoyado a los que desangran la Patria. Y muy pocos lo han hecho. Mi desacuerdo radica en el Asilo Político que solicita.
¿Quién los perseguía, si ellos formaban parte de la comparsa silente o del equipo asesino persecutor? No creo que se les deba conceder el Asilo Político, en su defecto beneficiarlos con la Ley de Ajuste Cubano que les brinda similar beneficio.
Por otra parte, muchos de los llamados ” Desertores ” formaron parte del conciliábulo que juzgó a muchos Cubanos en diferentes épocas, mas acá, se han visto llegar a tierras de libertad a quienes apoyaron el fusilamiento de los tres hombres de la raza negra en 2003 y que igualmente apoyaron las Draconianas condenas que se nos impusieron durante la conocida ” Primavera Negra de Cuba ” en la causa de los 75., Muchas Plumas genuflexas firmaron nuestras sentencias y sellaron con su actuar un capítulo mucho más negro de la historia de Cuba. Contribuyeron a nuestro infinito dolor, al sufrimiento de nuestras familias, al irreparable daño contra nuestros hijos. Entonces ¿Como beneficiarlos con el Asilo Político? Estos son conscientes del daño que causaron y frente a una desgracia optan por salír de Cuba al perder las prebendas que recibían.
Los que un día expresamos abiertamente y sin cortapisas nuestro desacuerdo con el régimen desde las filas de la oposición no podemos aceptar que nuestros verdugos conscientes, ahora arrepentidos, reciban un beneficio a contrapelo de lo que expresa la Convención de Ginebra para los refugiados políticos, no creo que sea loable ni saludable aceptar que se les otorgue este beneficio maxime cuando nadie los perseguia y formaban parte hasta el último instante del equipo persecutor.
Cabe preguntarse, ¿Realmente muchos han roto con el Castrismo o es un Bluff para residir en tierras de libertad ?. De Caballos de Troya estamos cansados, de traidores y lamebotas desde el corazón del dolor de este exilio patriótico quienes luego de llegar a una emisora de corte castrista lanzan diatribas contra quienes los acogieron y extendieron el manto de libertad, pero, lo peor de todo es que, no se sabe como, los ” Desertores ” llegan a ocupar puestos claves en Emisoras de Radio en Miami aún con su triste pasado, igualmente logran escalar puestos de trabajos con muy buena remuneración, contrastante con los exprisioneros políticos y periodistas refugiados quienes no gozan de tales privilegios contando con un curriculum vitae excelente.
Los testimonios brindados por muchos los desertores en los medios radiales, televisivos y escritos, parecen una copia a papel carbón, un arrepentimiento que raya lo inverosímil y la desfachatez, en momento alguno se escucha la frase ” Perdón al exilio ”, ” Perdón al pueblo de Cuba ”. Lo peor radica en que, al año y un día reciben el status de Residentes Permanentes y regresan a Cuba, es un derecho visitar tu país, pero en el caso de los refugiados políticos queda mas que explicito el acápita de no visitar el país que te perseguía, lo que contradice a los llamados desertores.
¡¡ Nadie los perseguía !!, es una especie de prostitución de la política de asilo como me aclara el hermano de causa radicado en Miami, Pablo Pacheco Ávila. Los caos se repiten en Médicos, Deportistas y en los que un día salieron de Cuba, supuestamente porque la vida les era imposible. Creo que ha llegado la hora de apretar las clavijas en este aspecto.
Doloroso en verdad que tengamos que convivir los Hijos de Fray Tomás de Torquemada y sus víctimas en un mismo lugar, Miami, ¡¡ Y bajo un mismo Status !!

 

Compartir

” Los Hijos de Torquemada y sus víctimas en un mismo lugar ”, Miami

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *