Villareal, una muerte anunciada.

villarreal-display

Antonio Villareal

Lo conocí tirado sobre  una cama del Hostal Welcome , de triste memoria para el grupo de cubanos  del 75 que llegaron a Madrid tras las bochornosas negociaciones entre el Gobierno y la Iglesia en Cuba y el gobierno español de Zapatero.

Ya en entonces, recién llegado a España, pensaba en suicidarse . Así me lo dijo y claramente me explicó  “la cárcel acabó conmigo , yo solo quiero terminar el trabajo

Sus compañeros intentaban animarlo y pensé que lo habían conseguido Lo invite a la entrega de Premios Libertad de ese año 2010 y me sorprendió que asistiera

¡ Villareal, te encuentro muy bien ,gracias por venir ¡

-No estoy bien , pero quería estar con ustedes , porque van a premiar  mis hermanos , pero no estoy bien.

Lo volví a encontrar en Miami y estaba , al menos me lo pareció , animado y  muy elegante . Sin embargo me contaron que estaba pasándolo mal y que estaba viviendo solo ( mal asunto para un hombre depresivo como el )

-Es que es muy difícil superar lo que nos ha pasado …

Tenías razón amigo : es muy difícil , muy difícil !

Que triste noticia para acabar el año.  Descansa en paz.

 

Miami, 29 Dic 2013.

‘Ha sido otra víctima del castrismo’, dice Iván Hernández Carrillo, también condenado en 2003. ‘El régimen se ensañó con él’ hasta que lo dejó muy deteriorado psicológicamente.
El exprisionero político Antonio Augusto Villarreal Acosta, miembro del Grupo de los 75, fue hallado muerto este sábado en su apartamento de Miami. Al parecer, se quitó la vida con una sobredosis de medicamentos, informa el Diario Las Américas citando fuentes familiares.
Las circunstancias de su muerte no serán del todo claras hasta después de la autopsia.
Villarreal, de 63 años, padecía trastornos nerviosos. Era uno de los prisioneros políticos a los que el régimen forzó a abandonar con su familia la Isla, rumbo a España, tras las conversaciones con la Iglesia Católica y Madrid. Llegó al país europeo en julio de 2010. Un año después se estableció en Miami.
Según el Diario Las Américas, la Policía halló su cuerpo en el apartamento en el cual residía de La Pequeña Habana.
“Nunca pensé que mi padre iba a tomar una decisión tan radical”, dijo su hijo Tony Villarreal, quien reside en West Palm Beach. “Se sentía solo y abandonado, su situación era difícil”.
Relató que en la cama de su padre, declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional, se encontró una bandera cubana, una imagen del Corazón de Jesús y otra de la Virgen de la Caridad del Cobre, así como el uniforme de prisionero que logró sacar de Cuba.
“Dejó también una carta que está en manos de la Policía”, dijo Tony Villarreal.
El fallecido recibía ayuda estatal por estar incapacitado para trabajar. Se había separado de su esposa Silvia Aguado hacía un año.
Villarreal fue condenado a 15 años de cárcel durante la oleada represiva de 2003 por promover el Proyecto Varela como activista del Movimiento Cristiano Liberación (MCL).
Compartir

Villareal, una muerte anunciada.

Debate

2 Respuestas

  1. Expresaba Villa constantemente: ” Cuando mis heridas estén cicatrizadas, alguien estará pagando por haberlas hecho ”, real y duro en verdad que este hombre tan grande no fuese ayudado como lo necesitaba, mientras estuvo en España a mi lado le quité el instinto del suicidio y lo buscaba siempre, compartimos prisión en el temible Boniatico en Santiago de Cuba, vivimos cerca en España y nos visitabamos, el 23 de Diciembre en horas de la noche me telefoneó y le expresó a mi Esposa, ” No se olviden de mi ”, creí que era por la soledad en que vivia y no lo que a la postre resultó su testamento y despedida, ¡¡ Duro de aceptar !!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *