¡LOS GRANDES H. P.!

por Esteban Fernández   Muchas personas (entre ellos yo, aunque ustedes no lo crean) detestan las malas palabras en los escritos. Pero hasta el cubano más fino y educado tiene que hacer esta excepción. Porque [...]