LUZ SOBRE CUBA

THE WASHINGTON POST EXPONE DURAS VERDADES SOBRE CUBA

Charles Lane
Charles Lane

Editorial Writer 
Traducción Angélica Mora

Charles Lane escritor de la página editorial de The Washington Post analiza este viernes la problemática cubana y expone entre otros, los problemas del cólera, una plaga que está asolando a la Isla.
Lane expresa que la verdad es que los avances de la revolución de Fidel Castro, en materia de economía y condiciones sociales, nunca fueron tan grandes como la propaganda que el gobierno ha dado a conocer y que superaban, antes de 1958, a muchos países de América Latina.
Dice el influyente periódico que el cólera ha retornado a Cuba en tres brotes a partir del verano del 2012.
Añade que más de 600 personas han sido contagiadas y 3 han muerto, según informan las autoridades en la Isla.
Sin embargo, agrega el artículo, nadie puede decir con certeza las cifras reales de la epidemia, debido a que el gobierno de Cuba no quiere alarmar a los turistas, los cuales proveen de fuertes divisas a la tambaleante economía cubana.

Las autoridades castristas, indica Lane, minimizaron las noticias negativas sobre el cólera hasta que visitantes de Europa y América Latina -entre ellos cubanos americanos de Nueva York- contrajeron la enfermedad y los casos se hicieron públicos.

Agrega The Washington Post que otra devastante verdad sobre Cuba está influenciando a la opinión pública internacional en la forma de la película “Una Noche” (“One Night”), un brillante primer film de Lucy Mulloy, que puede verse en  iTunes
Apunta The Washington Post que, mientras la epidemia de cólera expone el enorme declive de las condiciones sanitarias en la Isla, la película, “Una Noche” dramatiza la decadencia moral y psicógica  de la revolución, especialmente en la juventud. Ésta ha visto denegada su libre expresión, y se ha visto forzada a rebuscar medidas drásticas para sobrevivir. 
La película presenta a los jóvenes cubanos perseguidos por una policía brutal y en un estado de constante nerviosa desesperación por el diario vivir. Uno de los personajes expresa que hay solo dos cosas que hacer en Cuba “sudar y tener sexo”.
Los Castro nunca son mencionados por sus nombres, sin embargo están presentes en toda la película. La prostitución y las salidas ilegales son parte de la temática del film.
Las cámaras presentan La Habana con la precisión de un documental, en toda su crudeza de edificos que se desploman y cubanos que vegetan por sus calles mal iluminadas.
Tiene el mismo impacto de otro film, “Slumdog Millionaire”.
Otra verdad emerge de todo esto -agrega The Washington Post- y es que los estadounidenses se han mostrado muy complacientes con la dictadura castrista. “Basta ya de complacencias -termina diciendo- y de promesas de reformas por parte del sistema que gobierna la Isla. Basta ya de un sistema a 90 millas de nuestras costas que no ofrece otra sana alternativa  que el escape”.
Compartir

LUZ SOBRE CUBA

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *