Ejemplo de unidad

Lunes 1 de octubre de 2012.

Por: Julio César Gálvez.

Sección: Una isla perdida en el mar.

Una marea humana recorrió este domingo las céntricas calles y avenidas de Caracas en respaldo al candidato único de la oposición Henrique Capriles, en el cierre de su campaña como aspirante presidencial. Según sondeos realizados, más de un millón de personas, provenientes de varias partes de la capital venezolana se encontraron en la Avenida Simón Bolívar, anterior bastión de los encendidos discursos rojos de Hugo Chávez.

En esta ocasión no hubo ataques verbales contra nadie. Capriles en su discurso solo pidió “ confianza para entre todos poder construir un país para todos, no para un partido político ”, y justicia una vez más, para que fueran esclarecidas las muertes de los “ tres seguidores de su partido asesinados el viernes en el estado de Barinas ” , tierra natal de Chávez, cuando intentaban realizar un acto político.

Durante más de ocho horas la denominada “ avalancha de la esperanza ” colapsó el transporte y el normal desenvolvimiento de la ciudad en un acto inimaginable una década atrás, cuando solo faltan seis días para la celebración de las elecciones presidenciales en Venezuela, cuyas urnas serán custodiadas por las Fuerzas Armadas y las milicias chavistas, todos bajo el control del Comando Estratégico Operacional, quienes han advertido no permitirán un posible fraude de parte de ninguno de los contendientes.

Hay que destacar que el candidato de la oposición ha realizado una campaña inteligente y audaz, unida y cohesionada,  en contacto directo con la población, visitando hasta los rincones más recónditos de la geografía venezolana, y sobre todo, lo fundamental, con un  discurso  correcto y  pacífico,  mientras  que  Chávez agita los  fantasmas “ de una guerra civil ” en caso de perder los comicios del próximo 7 de octubre, algo que está dentro del cálculo de las probabilidades.

Sin lugar a dudas la unidad entre las diferentes agrupaciones políticas venezolanas, dejando a un lado criterios, posiciones y lineamientos diversos, y en no pocas veces divergentes, en busca de una posición común como nación en primer punto, es el factor principal del miedo que tiene Chávez para tratar de relegirse y perder el poder.

El próximo domingo el pueblo venezolano decidirá el camino a seguir. No importa quien gane en las urnas. Muchos votaran por Chávez ante el miedo y el terror implantado durante sus años de desgobierno. Otros lo harán por Capriles, convencidos de la necesidad de un cambio que permita eliminar la mentira, la corrupción, la inestabilidad social y la debacle económica de los últimos 16 años. Pero por encima de todo, aunque repita el autollamado “ Comandante ” siempre tendrá presente que la unidad alcanzada por la oposición es una victoria y que sus días como mandatario están contados.

Compartir

Ejemplo de unidad

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *