Artículo de Zoe Valdés

 

¿Hasta cuándo con el salvajismo islamista?

 

Los islamistas llevan días desatando su odio contra las embajadas estadounidenses en el mundo árabe (ya se ha extendido a embajadas occidentales, como en Alemania y Australia) y asesinando al personal norteamericano que en ellas se encuentra, a cargo de la diplomacia entre su país y el de ellos.

El pretexto ha sido el trailer de una película que no existe como tal, bastante mediocre, por cierto, como ya dije ayer cuando la colgué en este blog. Mediocre o no, el autor, cualquiera que sea, y sea de la religión que sea, tenga la creencia que tenga, está en su derecho de hacer la película que le de la gana mientras que la pague él. A eso se le llama libertad de expresión, lo que no conocen los islamistas.

En Libia, Túnez, Egipto y en otros países del mundo árabe, se liberaron de varios dictadores, por la vía de la violencia, para caer bajo el yugo de otro dictador peor aún, el del islamismo extremista y radical, y con la violencia como ‘ley’. Con ese islamismo pretenden intimidar al mundo. Y al parecer el mundo se está dejando. Pocos periódicos se han atrevido a colgar el video del trailer, la secretaria de estado Hillary Clinton, ha pedido perdón por el mismo, y Obama no acaba de mandar los drones. No los enviará, Barack Obama, tal como se ha escrito y se ha dicho en diversos medios, libros y filmes, defenderá con ganas al islamismo. Él es uno de ellos.

Si ya Oriana Fallaci, la escritora y periodista italiana, había alertado sobre la posibilidad de que Europa se convirtiera en Eurabia, hoy podemos constatar que es un hecho, y lamentable. Pero lo peor es que Estados Unidos va por el mismo camino, como bien señala Juan Abreu enEmanaciones, y es que “el miedo devora el alma”. Sobre todo el miedo de los políticos y de la prensa. Una prensa bastante penetrada desde el punto de vista pro islamista. Ya empezaron a decir que Obama ha heredado la mala gestión de Bush, ¡todavía con el fantasma de Bush! Por favor… Por eso, decía ayer, que estos ataques me recordaban mucho el 11-M en España, y el deseo de desviar la atención hacia estos acontecimientos, en favor del candidato demócrata en Estados Unidos. Sin embargo, el tiro podría salirles por la culata.

Si el mundo actual no planta cara a estos desmanes poco nos quedará de libertad, no ya de expresión, de libertad tout court. Lo primero que debería hacer Estados Unidos ahora mismo es vengar a su personal diplomático, arrasar y darles un buen escarmiento, como mismo quieren arrasar ellos con nosotros, y después Hollywood debería llevar al cine el trailer de Mahoma, pero con todo, absolutamente con todo; como mismo lo ha hecho con otras figuras de otras religiones.

Esto ya es demasiado, llevamos desde el 2001, y en Francia desde mucho antes, con esta gente matando cada vez que les sale de sus desalmadas entrañas. Ya basta. ¿Hasta cuándo con el salvajismo islamista?

Zoé Valdés.

Share this:

Compartir

Artículo de Zoe Valdés

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *