La democracia del dinero.

.                                                            Por: Julio César Gálvez.

Sección: Una isla perdida en el mar.

 

La democracia en América Latina es un tema de altos y bajos. Sigue decepcionando a sus valedores. No es una semilla que haya germinado paso a paso hasta florecer; un modo de vida o una costumbre enraizada con el paso del tiempo, unas reglas de vida aceptadas o una forma de inmunizar a la sociedad civil contra los abusos de poder de los gobernantes de turno, sino un santo divino, esquivo y voluble, un salvador elegíaco  al que volver a crucificar en el momento más oportuno  para satisfacer a los grandes intereses económicos y empresariales..

Por eso la democracia en América Latina siempre está sujeta a los intereses del dinero y a cumplimentarse para el día de mañana, es decir en el futuro.

En Cuba, donde hace más de 50 años se instauró un “ sociolismo verde oliva de ordeno y mando  porque me da la gana ”, la democracia es una utopía y hablar de ella en público, y hasta en privado, puede significar ser catalogado de “ mercenario al servicio del imperialismo yanqui ” y  condenado a 20 años de prisión. No importa edad ni sexo, esto se ha incrementado con la llegada al trono de la etapa raulista.

A principios de año arribó a Cuba la plataforma autopropulsada y semisumergible Scarabeo 9, construida en astilleros chinos a un costo de $ 750 millones de dólares, operada por la firma española Repsol, para trabajar en la prospección de petróleo en la Zona Económica Exclusiva ( ZEE ), que  la isla comparte con México y Estados Unidos.

Muchas voces se alzaron en el mundo, pidiendo a la firma petrolera se negara al mantenimiento de la dictadura totalitaria cubana, violadora de los más elementales derechos. Repsol no se dio por aludida. El negocio es lo primero.

Pero sorpresivamente, el 20 de mayo y coincidiendo con el 110 aniversario de la instauración de la República de Cuba, fecha que el régimen niega, Repsol hizo público que en el bloque Jagüey, ubicado a 22 millas de la costas cubanas, a la altura de Santa Fe, en La Habana, donde se encontraba explorando, no existía petróleo, contrariamente a lo que había asegurado en el 2004 cuando realizó un sondeo exploratorio en la zona Yamagua 1, en una lámina de agua de 1,600 metros a una profundidad de 3,410 metros, cuando confirmó la existencia de oro negro en aguas cubanas.

Cierto o falso lo que dice Repsol.

 

La prensa apenas a mencionado, que el pasado día 19 de este mes, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América, aprobó una enmienda del Congresista Republicano por el estado de Florida, a la ley de autorización de defensa nacional para el año fiscal 2013 por un voto de voz.

La aprobación de esta enmienda confirma y reitera la intención del Congreso de los Estados Unidos, referente a la prohibición de utilización de los dólares de impuestos públicos que vayan a parar a entidades empresariales que hagan negocios con estados terroristas, entre los que se encuentran Cuba, Irán, Sudán y Siria, señalados en la lista que anualmente elabora el Departamento de Estado.

“ Este es un problema de protección de la seguridad, no sólo estadounidense, sino protege empleo de estadounidenses ”, señaló el congresista Davis Rivera, durante la defensa de su proyecto de enmienda, que prohíbe al Departamento de Defensa la contratación de bienes o servicios a cualquier persona o empresa que haga negocios con una nación designada como patrocinador del terrorismo de Estado.

Hay que destacar que Repsol tiene 300 millones de dólares de contrato con el Departamento de Defensa, mientras se ha asociado con la dictadura cubana en la prospección petrolera en aguas del Golfo de México, frente a las costas de la playa de Santa Fe, en el litoral norte de la Habana.

“ Muchos estadounidenses estarían indignados al saber que hay empresas extranjeras haciendo negocios con naciones terroristas, mientras que al mismo tiempo participan en contrataciones con el Departamento de Defensa ”

Repsol paga diariamente $ 511,000 dólares por el alquiler de Scarabeo 9, la cual es propiedad de una entidad italiana. Esta compañía tiene arrendado unos 4,500 kilómetros cuadrados de la ZEE, compartidos con el consorcio noruego Statoilk-Hydro, quien tiene un ( 30 %) y la compañía india ONGC, con otro ( 30%).

Según un estudio realizado en 2004 por el Servicio Geológico de Estados Unidos – USGS, por sus siglas en inglés –, se calcula que la zona pueda producir 4,600 millones de barriles de petróleo y 9.8 millones de pies cúbicos de gas natural.

Es mucha la evidencia o la coincidencia. Las contradicciones sobre la inexistencia de petróleo en la zona donde se encontraba explorando y trasladar la Scarabeo 9 hacia otra área de la ZEE para continuar sus investigaciones, es algo que no concuerda con los planteamientos de transparencia y democracia del actual gobierno español.

Por encima del interés por las ganancias está un pueblo sumido en el hambre, la represión, la sistemática violación de los más elementales derechos de todo tipo, algo que la firma petrolera española dejó de lado. Lo contrario del pensar del congresista David Rivera, descendiente de cubanos, y de muchos que como el respaldan la necesidad de justicia, democracia y libertad de más de 11 millones de cubanos.

Compartir

La democracia del dinero.

Debate

1 Respuesta

  1. Democracia cuyo capital nacional privado no nace de asegurar derechos y propiedades, ante la ley, supervisado por el gobierno, como es en estos Estado Unidos, son las Democracias que conocemos todo tercermundista.

Responder a HECTOR CORNILLOT Cancer Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *