Encerrados en la Iglesia de la Caridad


Líder de amotinados en iglesia de La Habana concede entrevista a Cubanet

 

[1]LA HABANA, Cuba, marzo (Aini Martín Valero, www.cubanet.org) – Varios miembros del Partido Republicano de Cuba (PRC) tomaron desde el martes la Iglesia de Nuestra Señora de la Caridad, en la capital, con el fin de llamar la atención del papa Benedicto XVI para que se reúna con la oposición durante su visita a Cuba el próximo 26 de marzo. Trece miembros del PRC se mantenían la tarde del jueves en el interior del templo. La decisión de los opositores fue duramente criticada por la Iglesia en un comunicado difundido en la isla.

Cubanet pudo entrevistar a Vladimir Calderón, Presidente del Partido Republicano de Cuba, quien se encuentra entre los ocupantes de la iglesia de Centro Habana, una acción que ya comienza a conocerse como “La protesta de los 13”.

CN: ¿Cuáles fueron las demandas presentadas por ustedes a Roberto Betancourt, párroco de la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad, y qué los motivó a quedarse dentro del templo?

Calderón Frías: Nuestras demandas son de corte social, con el objetivo de que la Iglesia las haga llegar al Gobierno. Estas son: Libertad para los presos políticos, cese la represión contra los opositores al régimen, libertad de movimiento, libertad de asociación, libertad económica, acceso a la propiedad privada, acceso a Internet, aumentos de salarios, alimentos para los niños y también proponemos un diálogo entre el Gobierno y la oposición.

Cuando le entregamos las demandas al párroco, este dijo que él no sería el trasmisor o mediador de estas demandas, que eso había que entregárselo al Nuncio Apostólico en el Arzobispado de La Habana. Esto, más el operativo que está suscitándose en las afueras del templo, nos hizo tomar la medida de no salir de aquí.

Llamamos al Arzobispado y estos mandaron al Monseñor Suárez Polcarí, el cual no estuvo de acuerdo con que nosotros hiciéramos esto, ya que (según dijo) el Papa Benedicto XVI venía de visita a Cuba y no venía a atender ningún asunto político.

Nosotros manifestamos que no estamos en contra de la Iglesia, ni de la visita del Papa, ni estamos tratando de boicotear su visita, sino que sencillamente estamos aprovechando esta visita importante para el país de forma que (el Papa) medie para que el gobierno imperante reconozca la oposición en Cuba.

Pero monseñor Suárez Polcarí nos sacó un documento donde decía que hemos cogido a la Iglesia de frontera política, y que somos unos irresponsables.

No creo que eso sea así. Hay muchas personas que nos han llamado. Unos no están de acuerdo con la posición que hemos adoptado y otros sí nos apoyan, como es el caso de Guillermo Fariñas, Félix Navarro, Marta Beatriz Cabello, José Daniel Ferrer. Es decir, hemos tenido contacto con varias personas que nos apoyan.

Hemos decidido que venga un funcionario en representación del Gobierno, que ese funcionario venga en un contacto inicial, para nosotros crear condiciones para que haya un diálogo entre la oposición y el gobierno de Cuba, con la participación de las agencias noticiosas de Cuba al servicio del régimen y las agencias de prensa extranjeras acreditadas en la isla.

Debe participar en este diálogo una representación notable de la oposición de toda Cuba y también deben participar movimientos de opositores radicados en el exilio y que se les permita la entrada al país.

CN: ¿Hoy, después de casi tres días, que respuesta han tenido?

Hasta el momento no ha venido nadie a dialogar con nosotros. No hemos recibido respuesta a nuestras demandas. Lo que hemos recibido es la conformidad de monseñor Suarez Polcarí.

CN: ¿Por qué están en la Iglesia de la Caridad?

Nosotros utilizamos la iglesia de la Caridad porque esta iglesia la escogimos los opositores del PRC para realizar nuestras actividades todos los días 13 de cada mes. Aquí nos reunimos para orar por los muertos del Remolcador 13 de marzo.

El párroco de esta iglesia ha mantenido una atención con nosotros, nos ha dejado bañarnos, nos deja tomar agua.

CN: ¿Y cómo es la situación con respecto a la alimentación?

La alimentación se nos acabó ayer (miércoles) al mediodía. Esto será hasta donde nosotros aguantemos. Nosotros no vamos a desistir de nuestra posición, porque no tenemos garantías de seguridad ninguna. Esto está rodeado aquí, está lleno de policías. La iglesia no ha cerrado, se mantiene abierta, los feligreses vienen, hacen sus ofrendas a la patrona Lo único que no se ha dado es la misa porque nosotros estamos en el interior del templo.

Ellos (la Seguridad del Estado) no entran porque no se les permite la entrada, pero las personas del pueblo que van a entrar a la iglesia son controlados y registrados por la policía política que está afuera. Les piden identificación, les registran las jabas, para que no introduzcan alimentos.

Han querido entrar algunos colegas nuestros que nos apoyan de diferentes movimientos. También han intentado llegar algunos familiares de los que estamos aquí y han sido detenidos, pero les han quitado unos simples panes y otros alimentos, o sea que nos quieren vencer por hambre.

Ayer a las 12 de la noche el hermano de Frei Calderón, quien está aquí con nosotros, intentó llegar con una jaba de panes. Fue detenido y golpeado por la policía política. Ha sido liberado have unos minutos y nos llamó para informarnos.

Al parecer el párroco está siendo presionado por la Seguridad del Estado para que no nos de alimentos. El párroco tiene alimentos limitados dentro de la iglesia y (se complicaría la situación) si no le permiten salir a buscar comida, pues él tiene que alimentarse y nosotros somos muchos.

CN: ¿Cuál es la posición de ustedes si las autoridades no toman en cuenta sus demandas?

La posición de nosotros es que no podemos salir de aquí porque no tenemos una garantía. Si salimos de aquí por nuestros pies, nos caerán a golpes y estaremos presos al momento. Por tanto, de aquí no nos vamos a mover hasta que no haya una respuesta por parte del Gobierno.

Aquí estamos ocho hombres y cinco mujeres. De los hombres hay dos muy mayores, uno de 82 años y otro de 64, y dos que son diabéticos.

Esto lo hicimos a manera de iniciativa del PRC, pero no para instaurar un protagonismo de la organización en ningún lado. Nosotros hemos hecho esto para que la oposición se una, para que sea este el momento de consenso de la oposición en Cuba.

 

 

Compartir

Encerrados en la Iglesia de la Caridad

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *