Martí Noticias.

Asopazco otorgó el Premio Derechos Humanos -Libertad 2011 a dos cubanas.

La opositora Sara Marta Fonseca y la escritora Zoé Valdés fueron premiadas por su labor y activismo a favor de los derechos humanos en Cuba

Foto: EFE

La escritora Zoé Valdés (izq.) y la opositora Sarah Martha Fonseca, mientras era brutalmente reprimida.

Asopazco, una organización de derechos humanos que radica en España, otorgó el “Premio Derechos Humanos Libertad 2011” a la opositora Sara Marta Fonseca y a la escritora Zoé Valdés.

El premio reconoce a aquellas personas e instituciones que se hayan destacado en determinadas disciplinas y actitudes en defensa de los derechos humanos y las libertades en Cuba.

La presidenta de Asopazco, Mari Paz Martínez Nieto, explicó a martinoticias.com que este premio es el reconocimiento a quienes defienden la auténtica realidad que vive el pueblo de Cuba, han aceptado el compromiso de luchar para que en la isla, los derechos fundamentales y las libertades sean una realidad para todos los cubanos.

Sara Marta, que ha sido objeto de golpizas por las autoridades cubanas por manifestarse de manera pacífica, dijo a martinoticias.com que “fue algo que me sorprendió mucho, algo que no lo esperaba, pero uno se siente muy agradecido con este premio porque es un reconocimiento no solamente a la labor mía no, sino de toda mi familia, y específicamente de toda la oposición. Nada podemos lograr si no es unidos y esto es un premio de todos nuestros hermanos, de todos los que día a día luchamos juntos por la libertad y la democracia de nuestro país. Nos da mucha más fuerza para continuar nuestra lucha hasta alcanzar lo que todos anhelamos, que son los cambios democráticos en nuestra patria y lograr elecciones libres y pluripartidistas en Cuba”.

Sara Marta piensa que el Gobierno no le permitirá ir a recoger su premio, aunque la organización ya comenzó a hacer los trámites pertinentes para solicitar los permisos para que la opositora viaje a España a recoger su premio.

Por su parte, Mari Paz dijo: “Creemos que Sara Marta Fonseca es un ejemplo vivo de esa disidencia activa en contra del régimen y se ha destacado siempre. En el año 2011 Sara Marta ha sido golpeada, hostigada, le han apedreado la casa, a su familia le han maltratado, ella misma que tiene tres hernias discales ha sido golpeada muy duramente por las fuerzas represivas del régimen y han mantenido una postura tan valiente y tan digna, y nosotros creemos realmente que es un premio muy merecido”.

Sobre su salud, Sara Marta explica que es una recuperación lenta; tiene hernias discales en la zona lumbar y requiere mucho reposo. No obstante, afirma que aún tiene muchas cosas que hacer como opositora y debe continuar su labor.

Está caminando, aunque con dificultad, y en los primeros días de enero de este año logró que le hicieran otra resonancia magnética bajo el nombre de otra persona, que reveló que están peor las hernias discales.

En el 2006 fue el primer diagnóstico. Relató que los médicos le dijeron que la solución era quirúrgica. “Por alguna razón este mismo médico que me había alentado mucho y me había dicho que todo iba a salir bien, como que cogió un poco de miedo al final y lo vi como titubear y no fui más, y le dije a mi esposo él está muy extraño, y yo pienso que a él lo han asustado y decidí no ir más”.

“En Cuba los médicos responden a la dictadura, desgraciadamente es así, y yo siempre tengo un concepto que yo digo bueno, si uno tiene que entregar su vida que sea, pero que sea en la calle donde el pueblo pueda ver los abusos que se cometen, no entregarme así en las manos de ellos en un hospital que pueden hacer cualquier cosa y no es el temor a la a muerte porque sobre todo yo soy cristiana y no le tengo miedo a la muerte”.

Sara Marta está segura de que en un salón de operaciones, en Cuba, su vida corre peligro, no por la cirugía, si no por el Gobierno.

“Mientras esté caminando voy a seguir las mismas actividades que hacemos, y si algún día por desgracia me toca coger una silla de ruedas entonces saldremos a las calles con esa silla de ruedas”.

La escritora Zoé Valdés recibió también el premio y Mari Paz dice que “es otro ejemplo vivo de disidencia (…) una mujer cubana que dedica todo lo mejor de su vida, todos sus esfuerzos, todo lo que escribe, en cada foro que habla, que participa, en cada conferencia deja la impronta de una persona que quiere la libertad y el respeto a los derechos humanos de su pueblo y mantiene un bloque, en Europa, es un estandarte de libertad del pueblo de Cuba, y nosotros creemos que eso es precisamente lo que quiere premiar Asopazco, esa dedicación a la lucha en defensa de ese régimen totalitario que está impidiendo que los derechos humanos sean una realidad para todos los cubanos”.

El galardón Asopazco existe desde hace 20 años y su primer acreedor fue el activista ruso Sergey Kovaliov.

También lo han recibido, el preso político fallecido Mario Chanes de Armas, Oscar Elías Biscet, Reyna Luisa Tamayo Danger, entre otros.

Compartir

Martí Noticias.

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *