2 de noviembre: 16 años después


Hoy quiero rendir homenaje no solo a mi hermano ROLANDO SARRAFF TRUJILLO que cumple 16 años de injusto encierro, a su fuerza, coraje y entereza defendiendo su inocencia, sino también a mis padres Rolando y Odesa, a mi sobrino Alberto y a todos aquellos familiares -madres, padres, esposas e hijos- que han sufrido y que aún continúan sufriendo la crueldad de tener a uno de sus seres queridos entre rejas, por el solo hecho de pensar diferente y querer que en su país exista una democracia o al menos se cumplan los más elementales derechos humanos. Como dijo Roli hace poco Jamás me rebajaré a ser lacayo, ni mercenario de nadie. Amo demasiado a la libertad como para denigrarla en su esencia y por tanto denigrarme a mí mismo. No hayespectáculo, en verdad, más odioso, como dijera nuestro apóstol que el de los talentos serviles, aunque sé yo que poco tengo de talento.
Hoy hace 16 años que Roli, como todos le decimos, salió a trabajar, como un día más y varios de sus “supuestos compañeros” de aquél entonces, le llevaron a Villamarista. Transcurridos 10 años de prisión, el 21 de febrero de 2005, le trasladaron de nuevo a esta prisión, (lugar donde a raíz de su detención estuvo recluido 9 meses, a partir de esta fecha tan “memorable” el “2 de noviembre de 1995”) y le tuvieron de nuevo durante tres meses interrogándole en relación con el caso que “supuestamente” fue concluido y al que“supuestamente” ellos presentaron todas las pruebas para demostrar el “supuesto” delito y que 16 años después siguen sin tener. Roli ha estado en una celda aislado y en solitario, durante 11 años, lo que constituye otra afectación a la integridad de cualquier ser humano.
Cada 2 de noviembre desde 1995, nos golpean con fuerza los recuerdos, cuando aquel día esperábamos a Roli y eran las 12 de la noche, no regresaba a casa y nadie sabía dónde se encontraba. Hoy volvemos a recordar como al cabo de 11 días de desesperación sin saber dónde estaba se presentaron en casa los “dueños de la verdad”, “los dicen tener el poder para acusarte, sin permitir defensa alguna”, “los poderosos que ostenta la barba oscura” y le comunicaron a mis padres, a “boca de jarro”, sin más explicaciones que Roli estaba preso y que se acusaba de ser “agente de la CIA confeso”. Después, recuerdo que a mi madre le dio una crisis de ansiedad que le llevó a una parálisis respiratoria y gracias a Dios que, en aquel momento, mi hermana Katia, la pequeña de casa ya era médico y la pudo reanimar.

A partir de ahí todo ha sido tan difícil que no existe -al menos yo no las tengo- combinación de palabras que puedan describir este largo camino lleno de espinas, injusticias, vejaciones e irregularidades cometidas en estos 16 años que ellos, mis padres y sobrino, han tenido que transitar. Unos porque han llevado el peso atroz de un encierro INJUSTO donde ven a su único hijo varón languidecer, año tras año tras unas rejas que solo se abren para cambiar de una celda a otra y a mi sobrino que ha crecido durante estos 16 años sin la presencia de su padre, tenía 7 años cuando su padre fue detenido.
Al amparo de las Leyes cubanas y teniendo en cuenta el tiempo que lleva en prisión y por la conducta mantenida durante los años de encarcelamiento, la Dirección del Penal ha aprobado y enviado al órgano superior de prisiones, sistemáticamente, la solicitud de cambio de régimen (a Régimen de Mínima Severidad que le tocaba desde el año 2000) y Libertad Condicional (desde marzo de 2004) y por imposible que parezca, se ha denegado en todas las ocasiones. Una vez más el 14 de septiembre de 2009 se vuelve a solicitar la cuarta petición y hasta la fecha no ha habido respuestaLa única respuesta ha sido trasladarlo de una cárcel de máxima seguridad “Área especial de Guanajay”, a otra de presos comunes el “Combinado del Este” donde se encuentran otros presos que llevan años de cruel encierro como RAFAEL IBARRA ROQUE (17 AÑOS) Y ERNESTO BORGES (14).

Como dice Roli en una de sus cartas Ahora es cuando mayor apoyo y solidaridad necesitan los presos políticos que quedamos en la isla¡¡
¡NO podemos callarnos ante estos abusos¡
¡Tenemos que entre todos seguir denunciando estas injusticias¡¡¡
¡Es una monstruosidad que personas inocentes sigan presas con una violación constante de sus derechos humanos¡
¡Es un atropello a los derechos fundamentales los métodos que se siguen utilizando en estas cárceles¡

Compartir

2 de noviembre: 16 años después

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *