¿OTRO MARIEL ?

Angélica Mora
(Especial)

A España llegó -por ahora- el último preso político cubano.

El avión trajo 78 disidentes, con 440 familiares que completan un total de 112 presos y más de 600 personas vinculadas a los reos.

De este modo, el Gobierno español dio por cerrada la operación para sacar a presos de conciencia de las cárceles castristas.

Sin embargo, el drama cubano sólo se ha trasladado de lugar y muchos analistas piensan que, una vez más, el Régimen de los hermanos Castro se ha burlado de la buena voluntad de otros países “metiendo gato por liebre” en los envíos de la carga humana.
Esto me lo acaba de comentar un ex preso de conciencia, acogido desde hace algunos meses en territorio español y que me pidió, por razones obvias, que reservara su nombre.

Por su parte, el ex preso de conciencia Alexis Rodríguez, desterrado en España desde septiembre de 2010, ha expresado que se alegra por los recién llegados, pero advierte al gobierno español que “tiene que tener prudencia sobre quienes acepta. Puede venir todo tipo de persona, algunas nada recomendable, en un intento de la Dictadura de hacer quedar mal a España y a quienes luchan por la libertad de Cuba”.

El juego del Régimen de la Habana ya se ha dado en anteriores ocasiones, especialmente durante el éxodo del Mariel, un movimiento en masa de más de 125.000 cubanos, quienes partieron del Puerto de Mariel en Cuba hacia los Estados Unidos, entre el 15 de abril y el 31 de octubre de 1980.
Entre los que partieron, Fidel Castro ordenó que se mezclaran homosexuales, delincuentes y dementes para causar problemas al país que los estaba acogiendo.

La advertencia a España de este peligro puede llegar un poco tarde y no por este grupo de recién llegados.

Ya hay este tipo de “colados”, indican algunos presos de conciencia con quienes tengo contacto, pero nuevamente me han pedido que no de sus nombres porque es peligroso.

Nuevamente, esta sería otra parte del Juego de La Habana para sembrar la duda y recelo entre esta comunidad de cubanos desterrados, recién llegados a España.

Compartir

¿OTRO MARIEL ?

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *