EL INFORME DE LA IGNOMINIA

Por Normando Hernández, ex prisionero de conciencia

Indignante. Ofensivo a la inteligencia, al valor, al sacrificio… de los que se oponen dignamente al tiránico gobierno de los hermanos Castro, es el informe que redactó el ex presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter, al concluir su visita a Cuba.

En el afrentoso informe de mil setecientas cuarenta y dos (1742) palabras, el manisero más famoso del mundo solo dedicó sesenta y seis (66) de ellas para hablar del encuentro que sostuvo con los que arriesgan su libertad y su vida para conquistar la libertad y la democracia para el sufrido pueblo cubano.

No fue capaz ni siquiera de respetar, de honrar la humildad, la decencia, la sinceridad, la modestia, la honestidad… de los disidentes y opositores pacíficos que con él se reunieron.

Ni una palabra en el documento de marras, del que muchos llaman cómplice de la dictadura militar de Cuba, respecto a lo planteado por la bloguera Yoanis Sánchez, sobre “la necesidad de libertad de expresión y libre acceso a la internet para los cubanos”.

Tampoco se hizo eco de la Declaración Todos Cubanos, entregada por el líder del Movimiento Cristiano Liberación, Oswaldo Payá, en la cual asegura: “Estamos sometidos –refiriéndose a los disidentes– a un fuego cruzado de represión, amenazas, calumnias, exclusiones y de silenciamiento de parte de muchos medios de prensa y divulgación dentro y fuera de Cuba”.

Asimismo en la Declaración entregada por Payá, refiriéndose al próximo Congreso del Partido comunista de Cuba, en una de sus partes afirma: “El Congreso de un partido que acciona los mecanismo que roban la libertad al pueblo, que imponen la cultura del miedo, que condenan a los pobres a la mayor pobreza y les quitan la voz para que ni siquiera puedan decir que son pobres,… no puede ser un congreso de todo el pueblo… El verdadero congreso de todo el pueblo será la realización de elecciones libres  y democráticas precedidas de los cambios en las leyes que garanticen todos los derechos a todos los cubanos en un ambiente de reconciliación y  transparencia que cultive la paz, la fraternidad y la justicia en Cuba…” Ni una de estas palabras en el ignominioso informe del Sr, Carter.¿Por qué el amigo de Fidel Castro, no menciona la Declaración Todos Cubanos en su informe? ¿Será que el gobierno de Cuba se lo prohibió? Como también, muchos piensan, que el gobierno cubano le prohibió reunirse con Guillermo Fariñas; Martha Beatriz Roque Cabello; Jorge Luis García Pérez Antúnez; Reina Luisa Tamayo, madre de Orlando Zapata Tamayo, asesinado en prisión por representantes de los hermanos Castro y con muchos otros dignos disidentes y opositores pacíficos que enfrentan día a día los desmanes de los que mandan en Cuba, como si fueran capataces de un finca.

No les hablaré sobre lo que le informaron otros decorosos cubanos referente a la realidad que se vive en la mayor de las Antillas porque, sino este comentario sería interminable Tampoco les comentaré sobre lo que refiere el Sr. Carter en su informe, porque yo contrario a su actuación, no soy portavoz del gobierno más asesino de la historia republicana  de la “tierra más bella que ojos humanos han visto”. Si lo quieren conocer pueden encontrarlo en internet.Solo me limitaré a decir que el Sr, Carter con su informe sobre su visita a Cuba, lo único que ha logrado es darle la razón a todos los que lo han criticado, durante años, por su simpatía con los regímenes más crueles que han existido. Muchos han llegado a decir que Carter da asco y otros aseguran que es un Agente de Influencia de los hermanos Castro.Yo solo parafraseo a nuestro apóstol José Martí y expreso que quien guarda silencio ante el crimen es tan criminar como el que lo comete, mucho más si es cómplice del criminal.

A Carter le aseguro que el amigo de los enemigos de mi pueblo, no es mi amigo.

 

 

 

 

Compartir

EL INFORME DE LA IGNOMINIA

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *