Debate

1 Respuesta

  1. Enrique Martínez de Goicoechea dice

    Es justo que quien sigue, admira y practica el pensamiento político de Mahatma Ghandi, Martin Luther King o el Dalai Lama, predicando como sus antecesores la no violencia para defender los derechos humanos y proclama que ha llegado a amar incluso a sus carceleros, por mor de su fe en Cristo, como la madre Teresa de Calcuta, sea propuesto para el Nobel de la Paz.

    Sería coherente que Oscar Elías Biscet fuera premiado como seguidor y continuador de un pensamiento reiteradamente merecedor de tan alto galardón para la Academia sueca. Martin Luthes King, Teresa de Calcuta y el dalai Lama obtuvieron el Nobel de la Paz, y aunque nunca se lo dieron a Ghandi, fue cinco veces nominado. El año de su muerte, 1948, quedó desierto este premio pues no quisieron otorgárselo a título póstumo, a pesar de haber existido dicho acuerdo en una primera instancia.

    Y es que Biscet no sólo es un seguidor teórico de aquellos cuatro héroes de la paz, entre otros, sino que practica tan nobles ideales al punto de padecer cárcel por su causa y en su propia patria, regida desgraciadamente por los enemigos de la paz y la libertad, y donde prosigue entre barrotes, como Nelson Mandela, su heroica batalla con la fe, entereza y serenidad que le magnifica como el ser excepcional que es para ejemplo de la humanidad, y que no necesita ser galardonado para proseguir su labor ni acreditar sus méritos, pero si lo necesitamos el resto de los mortales para seguir manteniendo nuestra fe en el género humano a través de personas tan dignas y ejemplares.

    La concesión del Nobel de la Paz a Biscet, sería un acto de justicia y de gratitud a un hombre que encarna en la actualidad el compendio de los más altos valores morales y espirituales, y el mundo reafirmaría nuevamente su esperanza de seguir siendo poseedora y acreedora de los más nobles ideales para regir su destino, reprobando una vez más la tiranía y el despotismo que tan a menudo se nos cuela por la fuerza de la locura y la demencia.

Responder a Enrique Martínez de Goicoechea Cancer Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *