Presos políticos, moneda de cambio

No hay nada nuevo bajo el sol, de modo que estamos otra vez ante una política que el gobierno de Cuba aplica cuando tiene algún problema que resolver.

La crisis internacional ha hecho bastante mella en Cuba, pues la baza económica que le quedaba al régimen era la del turismo, y este también ha sucumbido ante la crisis. Además, su producción agrícola, industrial y ganadera, ya bastante pobre, se ha venido abajo en los últimos tiempos, a pesar de la ayuda que recibe de Venezuela.

Ante este panorama, han recurrido a su moneda de cambio favorita, EL PRESO POLÍTICO. Cualquier país del mundo se ruborizaría ante el hecho de reconocer que tiene PRESOS POLÍTICOS en sus cárceles; los gobernantes cubanos no. Ellos lo justifican. Pero quizás esto no sea lo peor, pues para mí lo peor es que haya gobiernos occidentales con vitola de democracias que aceptan su juego sin criticar estos métodos.

Así las cosas, el gobierno de España acepta estos términos de negociación, recogiendo en su territorio a los rehenes del gobierno Castrista en condiciones nada beneficiosas para ellos, pues los trae como inmigrantes y no les concede el estatus de refugiados, negándoles ese beneficio.

No vamos a negar que cualquiera aceptaría estar en el extranjero antes que en una cárcel cubana, es evidente. Sin embargo, la condición en sí misma es degradante y violadora en todos sus términos de los Derechos Humanos más elementales, convirtiendose en un “tragala” para muchos… aunque no para todos.

El Dr. Óscar Elías Biscet, junto con otros nueve compañeros de prisión, ha rechazado la oferta del destierro a cambio de la excarcelación. Este hombre, que ya tenía bien ganada una gran reputación como OPOSITOR PACÍFICO ahora, con esta decisión, añade la de LÍDER MORAL.

Cuánto mas ha de sufrir el pueblo cubano, cuánto tiempo más tendrá que pagar por sus éxitos del pasado, pues Cuba era social y económicamente un país envidiado en su entorno. Sólo espero que Dios me dé vida para poder ver cómo se apaga el infierno de los Castro.

José Óscar Pérez Couce – Secretario de ASOPAZCO
Compartir

Presos políticos, moneda de cambio

Debate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *