ICLEP- ALERTA

ALERTA: EL RÉGIMEN DESARROLLA INTENSA REPRESIÓN CONTRA PERIODISTAS CIUDADANOS DE ICLEP

11 de agosto, 2015
El Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP) condena enérgicamente las detenciones y hostigamiento contra los periodistas ciudadanos del ICLEP dentro de Cuba y pide a la comunidad internacional exigir al régimen cubano ponga inmediatamente en libertad a los periodista detenidos, le devuelvan sus medios de trabajo y detenga la represión sistemática contra la prensa alternativa en la Isla.
Desde el 6 de agosto periodistas ciudadanos del ICLEP son vigilados, citados y arrestados por la policía política cubana. Hasta la fecha, 5 periodistas permanecen presos y se mantiene la vigilancia contra los siete medios de comunicación del ICLEP en Cuba.
La lista de los detenidos incluye, desde el día 8, al Director el boletín Luz Camagüeyana, Vladimir Osorio y al redactor del mismo medio Conrado Galindo Sariol, quienes se encuentran en el Órgano de Instrucciones de la Seguridad del Estado de la Provincia de Camagüey acusados de un supuesto delito de espionaje. Arturo Rojas, es otro periodista ciudadano preso en el centro penitenciario El Vivac, en La Habana desde el pasado 9 de agosto cuando se dirigía a cubrir una noticia en el aeropuerto José Martí, para el boletín Amanecer Habanero.
Por otro lado, en el día de hoy 11 de agosto, el director de Capacitación del ICLEP, Alberto Sánchez Martiatu fue víctima de un registro domiciliario y la policía política se lo llevó preso. También el periodista Richard Gutiérrez, del medio de comunicación que edita el boletín Cocodrilo Callejero está detenido en el Departamento de la Seguridad del Estado del municipio de Colón, provincia Matanzas. No se conoce bajo que cargos están presos estos dos periodistas.
Asimismo al director Ejecutivo del ICLEP en Cuba, Raúl L. Risco, luego de ser arrestado el pasado día 6, lo cogieron violentamente por el cuello, lo golpearon hasta casi perder el conocimiento y le levantaron un acta de advertencia, la cual se negó a firmar.
Del mismo modo los periodistas del medio de comunicación que editan el boletín El Majadero de Artemisa, Roberto Moreno Rodríguez, Yosdanis Blanco Hernández y Jorge Enrique Lazo Días recibieron fuertes y ofensivas provocaciones de miembros de la policía política.
Norge E. Galindo, quien es Director de Monitoreo y Evaluación del ICLEP en Cuba, dio a conocer que este 11 de agosto, fue interrogado por la policía política quien busca un vínculo del director de informes con los periodistas presos bajo el supuesto delito de espionaje.
Los medios de trabajo que han sido incautados por la policía política son cuatro computadoras personales, dos impresoras, una cámara fotográfica, dos teléfonos y una memoria flash.
Las detenciones y hostigamiento que sufren los periodistas ciudadanos del ICLEP se deben al trabajo comunicacional que realizan interactuando directamente con el pueblo a través de boletines informativos que reflejan en sus páginas el sentir del cubano de a pie y dan voz al quienes el régimen se la quita. También los periodistas aseguran que desde el inicio de las negociaciones entre el régimen de La Habana y el gobierno de los EE.UU la represión ha aumentado de forma alarmante.
El Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa está muy preocupado de que las medidas represivas continúen contra la prensa alternativa en isla. Por favor, mostrar su solidaridad con los reprimidos periodistas ciudadanos compartiendo esta alerta en las redes sociales y dándola a conocer a cuántas personalidades, organismos e instituciones estén a su alcance para que le exijan al régimen de La Habana, el cese de la represión gubernamental contra la libertad de expresión y prensa en Cuba.

CUBA MURIÓ EN LA CRUZ

AUTOR: ESTEBAN FERNANDEZ.

Ayer un tipo que lee mis escritos demostrando mi amor por los recuerdos de mi patria antes del castrismo me dijo: “Pues, allá nadie quiere regresar a los oprobios del pasado” Lo miré, me sonreí y le dije: “Perfecto, pues parece que la mayoría se conforma y se adapta, con la basura del presente” Porque eso es lo que es la Cuba actual: UNA BASURA. Porque no crean que yo me engaño y no siento el dolor de darme cuenta que de aquella Patria que yo les hablo ya no queda nada. Esa murió en la cruz. La Cuba de hoy es la creada por Fidel y Raúl Castro, y un montón de Generales, dueños de esa Isla, con cientos y cientos de mansiones, de Mercedes Benz, con miles de millones de dólares en el exterior. Eso es Cuba hoy.

Y al mismo tiempo Cuba es para los cubanos hambre, miseria, desolación, cárcel, chivatos, Comités de Defensa, diplotiendas para los extranjeros y playas privadas para los turistas.

Cuba es una televisión aburrida, una radio maniatada, un periódico que sólo lanza propaganda gubernamental y castrista. Cuba es falta de transporte, guaguas que nunca llegan y cuando llegan están atestadas de pueblo como si fuera ganado, Cuba es escasez, sangre, lágrimas de padres por hijos muertos e hijos en el exilio, hijos muertos en el medio del mar caídos de balsas utilizadas como vía de escape de la ignominia.

Cuba es represión, es Ministerio del Interior, es Seguridad del Estado, es tener dos caras, es tener que asistir a manifestaciones en contra de la voluntad, es tener que decir públicamente “Viva Fidel y Raúl” y por dentro defecarse en ellos, es tener que demostrar odio a los yanquis y por dentro estar desesperados por poder poner los pies en U.S.A.

Cuba es no ver un pedazo de carne en meses, ni disfrutar de una Materva, ni de un sándwich cubano. Cuba es vivir en Cuba y no ver los productos cubanos, Cuba es cuentas secretas en bancos del extranjero de dos tiranos, Ladas y relojes Rolex para los Mayimbes, y racionamiento para el pueblo de “a pie”.

Cuba es inculcarle en las escuelas a los niños a “seguir el ejemplo de un argentino asmático, suicida y fracasado” y los niños lo que quieren ser es “turistas extranjeros”. Cuba es jineteras, médicos manejando taxis, Cuba es tener que demostrar adhesión a la tiranía para poder estudiar una carrera universitaria, Cuba es refrigeradores vacíos, perros famélicos deambulando por las calles, Cuba es “Remolcador 13 de marzo”, el maleconazo, moscas, suciedad, basura en las calles, edificios derrumbados o apuntalados, apagones, falta de agua, falta de higiene, falta de medicinas, consignas antiamericanas, ocultamiento de glorias pasadas, periodo especial eterno, asqueroso picadillo de soya, carretones de mulas convertidos en taxis. Cuba no produce alimentos pero produce Brigadas de Respuesta Rápida.

Actos de repudio contra todo el que discrepa, niños adoctrinados con pañoletas rojas y vestidos de Pioneros, televisores y radios destartalados, carros desbaratados del año 57 y 58 andando por las calles, sin piezas de repuestos y poniendo en peligro a la ciudadanía.

Cuba es pesos cubanos sin valor alguno, bisté de frazada, colas en busca de alimentos, Cuba es “Villa Marista”, “Combinado del Este” y “100 y Aldabó”, y las fotos de Nicolás Maduro a pupilo en la prensa controlada, profesionales montados en bicicletas, orientales como limosneros recorriendo las calles de La Habana conocidos como “los palestinos”, Cuba es casi dos millones de exiliados, separación de las familias, y Cuba es Dalia Soto y Mariela Castro Espín con mansiones en la Riviera Francesa, en Sicilia y París, mientras los cubanos no tienen ni papel higiénico, ni las mujeres tienen Kotex, y se dificulta hasta encontrar una aspirina. Eso es Cuba hoy en día.

¿Dónde estás, Nueva York?

28 julio 2015 | |

Para David Brooks

¿Hacia dónde caminar en una ciudad inabarcable? ¿Por dónde empezar cuando un lugar ofrece tanto? ¿Hacia el Hudson o al East River? ¿Broadway o Wall Street? ¿El Parque Central o Greenwich Village? ¿Zuccotti Park o el Empire State? ¿La enorme cicatriz de Ground Zero o la Estatua de la Libertad? ¿Ver de todo un poco o un poco en profundidad? ¿Qué pasa si la caminas con un velo del Siglo XIX, educado por las crónicas de José Martí? ¿O si, por el contrario, usas los lentes de Pete Hamill, el periodista que dice que Nueva York es nostalgia, que nada cambia tanto como esta ciudad? ¿Y si la memoria es de ayer, cuando leías en el diario La Jornada las crónicas sobre el movimiento Occupy y te ves alcanzado por los gases y por el grito de “somos el 99 por ciento”?

Entonces la ciudad no es esto que caminas sino las réplicas y las representaciones que traes contigo, y lo que te importa realmente es el modo de fijar las imágenes nítidas que ya no ves, pero te habitan como las línea de tu mano, en las que están grabadas las esquinas, las rejas de las ventanas, los angelones tallados en los muros, los rascacielos, las salidas al laberinto urbano que están en las canciones de Bob Dylan, Jimi Hendrix, Patti Smith y los referentes de identidad que la canción popular emite en Washington Square Park.

Ya conoces Nueva York. Está descrita en el primer capítulo de Moby Dick, en El Gran Gatsby y en Mahattan Transfer, por supuesto. Es El guardian en el trigal, la ciudad como trasfondo del misterio de la adolescencia; Una pesadilla con aire acondicionado, según Henry Miller, y La hoguera de las vanidades, desde el horizonte de Tom Wolfe. Es Truman Capote, Toni Morrison y Richard Price. Sabes que nadie que se exprese en español ha superado las crónicas neoyorquinas que escribió en nuestro idioma José Martí: “Es la cultura sutil como el aire, y más es vaporosa que visible, y es como el perfume. Pero ya es señal de ella el desearla, y Nueva York anda en esto”, dijo en 1884 quien había estado “en los talleres encendidos, donde el país se fragua: con los que yerran, con los que enamoran, con los que roban, con los que viven en soledad y la pueblan; con los que construyen”.

Has visto esta ciudad de una y mil formas en las películas de Woody Allen que llegaron al cine de tu pequeño pueblo. La escuchaste en una canción, Moon river, cuando era la voz de una mujer con guitarra y pelo recién lavado en la ventana de Desayuno con diamantes (Breakfast at Tiffany’s). La Gran Manzana es también un set de filmación a cielo abierto: tomas aéreas, vistas panorámicas, besos en la Quinta Avenida, King Kong acurrucando a Ann, los musicales en Broadway, asaltos de bancos, los neones de Times Square…

Todos tenemos una ciudad en el recuerdo que no se agota en este conjunto de islas comprado a los indígenas en 1626 por los holandeses y que ellos llamaron Nueva Ámsterdam, pero no por mucho tiempo. Los ingleses se la arrebataron en 1664 y le dieron su nombre definitivo. Y desde que Nueva York es Nueva York, monumental, clásica, moderna, vanguardista, lírica, hollywoodesca, capitalista, imaginativa y rebelde, trazar una ruta por sus calles no depende de lo que quieras, sino del tiempo.

En blanco y negro

Una de las imágenes más conocidas de Nueva York: la Estatua de la Libertad, de la cual Martí dijera: “Los que te tienen, oh libertad, no te conocen. Los que no te tienen no deben hablar de ti, sino conquistarte.” Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Una de las imágenes más conocidas de Nueva York: la Estatua de la Libertad, de la cual Martí dijera: “Los que te tienen, oh libertad, no te conocen. Los que no te tienen no deben hablar de ti, sino conquistarte.” Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Si buscas a José Martí en el bajo Manhattan la nostalgia es en blanco y negro. La mayoría de los edificios ya no están, y tienes que ir a buscarlos en las fotografías que ahora acaba de poner a disposición del público, por Internet, el Museo Municipal de Nueva York. Por ejemplo, el numero 756 de Broadway, redacción de la Revista América de la que fuera su director en 1882, tenía aires victorianos en ese año pero ahora es solo un adefesio gris.

Tampoco encontrarás la casa de la calle Front, la número 120, donde se instaló la dirección del periódico Patria y donde el pintor sueco Herman Norrman retrató a Martí con una pluma de ganso –inexplicablemente, porque ya entonces el cubano utilizaba una pluma de metal, en boga en EEUU desde principios de siglo-. Como ironía histórica a la casa número 77 de la calle William, donde se editó la revista para niños más hermosa de las Américas, La Edad de Oro, se la tragó con toda la manzana la sede matriz de Goldman Sachs, el banco rescatado por el gobierno de EEUU en el 2008 e involucrado en el origen de la crisis de la deuda soberana en Grecia. Pero si no te asqueas y sigues por esa misma calle, hacia el sur, descubrirás que ha sobrevivido el Restaurante Delmonico’s, aquel donde Martí celebró su último cumpleaños, el 28 de enero de 1895.

Con el velo del siglo XIX puedes recorrer la calle más maldecida de Nueva York, Wall Street, desde el mercado de los esclavos hasta la iglesia Trinity, como lo debió hacer muchas veces el Apóstol cubano, y verás por qué esta es la primera ciudad en contar con iluminación eléctrica, cómo unió las orillas del East River con el Puente de Brooklyn, inauguró las cabinas telefónicas y comenzó a crecer verticalmente con sus ciclópeas construcciones sobre los hombros de inmigrantes italianos, irlandeses, alemanes, chinos, mexicanos, judíos… que llegaron por oleadas y le dieron el merecido título de capital del mundo. Por ella, te diría Martí desde su columna en La América (1884) de Nueva York, “siglo de ferrocarriles, de electricidad y de máquinas es el nuestro”. Y así, gente interesante y con un talento fantasioso para la extravagancia, o solo con unas ganas enormes de cambiar el rumbo de su Isla, podía buscarse la vida en una ciudad que era próspera y peligrosa, pero también era barata y estaba llena de oportunidades.

Ahora que hay sucursales de bancos o de Starbucks en casi cada esquina, y que sobre las terrazas de los vecindarios fantasmales de entonces se levantan torres de vidrio para oligarcas y tiburones financieros de Wall Street, la nostalgia en blanco y negro tiene para ti la médula de una protesta política.

A color

La estatua ecuestre de José Martí en Central Park, de Nueva York, disfruta de una posición privilegiada: al centro de una suerte de plazuela sobre el Parque Central y entre las estatuas, ecuestres también, de Bolívar y San Martín, domina la Sexta Avenida, o Avenida de las Américas, que viene a morir a sus pies. La autora de esta escultura es Ann Hyatt Huntington, quien captó el momento de la caída del Apóstol en Dos Ríos.
La estatua ecuestre de José Martí en Central Park, de Nueva York, disfruta de una posición privilegiada: entre las estatuas, ecuestres también, de Bolívar y San Martín, domina la Sexta Avenida, o Avenida de las Américas. La autora de esta escultura es Ann Hyatt Huntington, quien captó el momento de la caída del Apóstol en Dos Ríos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

“Como vecinitas parlanchinas que sacan la cabeza arrebujada después de la tormenta, asomaban las hojas” en el Central Park de José Martí. O eso dijo en otra de sus deslumbrantes crónicas para La Nación, de Buenos Aires. Te sonríes porque las hojas de una araucaria asustan a la paloma que vino a posarse sobre la estatua ecuestre de Martí, ubicada en el costado más transitado de este parque, el que da a la Avenida de las Américas.

Caminas unos pasos y ves el monumento dedicado a las víctimas del atentado contra las Torres Gemelas y te enteras entonces de que el día más importante en la historia contemporánea de la ciudad no fue el 11, sino el 12 de septiembre de 2001, cuando la solidaridad se instaló en sus calles y los neoyorquinos cruzaron puentes o se transportaron en ferries para llegar a sus trabajos, a pesar de todo, y ayudar en lo que podían, como si sintieran que estar del otro lado de la desgracia transformaba el ethos de sus habitantes. La gente se volvió más amable, pero en eso llegó George W. Bush y plantó su bandera: “Los que no están con nosotros están contra nosotros”.

Esa bandera en señal de conquista y ese gesto odioso no es Nueva York, te dicen, y ya estás entrando en el metro, que es como si hubieras pagado la entrada para la gran comedia humana. No se trata solamente de que ves la cara del mundo –te cuentan que en una ocasión un viajero del tren comenzó a gritar: “¿alguien aquí habla inglés?”, y nadie se dio la vuelta-. Estos túneles que horadan el subsuelo de la ciudad, que acogen todos los rostros y todas las lenguas del planeta, es el lugar donde la segregación se resquebraja y donde se tiene la certeza de que ningún apocalipsis es para ti, aunque vivas rodeado de sus signos. Pobres, ricos, viejos, adolescentes, negros, blancos, de Nueva Jersey, del Bronx o del Soho han de verse las caras bajo tierra. Pueden ir sentados, lado a lado, el yuppie de Wall Street que depreció la naranja en los mercados del mundo, y el que perdió su triste cosecha y terminó limpiando los baños de la Bolsa.

Te toca sentarte junto una muchacha que atravesará todo Manhattan después de hacer la limpieza en un salón de boxeo. Ella te cuenta que es de Puebla, que la agarraron cuando intentó entrar a Estados Unidos por la frontera y luego la soltaron, que tiene dos hijas sin papeles que no podrán ir a la universidad y que su esposo trabaja en la construcción. Mientras conversa mece distraídamente un libro que obviamente leía antes de iniciar este diálogo. Seguramente nadie te creerá cuando lo cuentes: el título que tiene en sus manos es El poder de los sueños.

Acabas donde empezaste y haciéndote las mismas preguntas de la mañana. Pero la noche en esta ciudad no puede irse si no es a lo grande. Entre el Hudson y el East River, cruce de los caminos que debió recorrer José Martí durante los 15 años más pródigos de su vida, suena un concierto de Bruce Springsteen dedicado a la obra de Pete Seeger y grabado en Dublin. Una poderosa banda llena de banjos, trompetas, violines y acordeones, entona con rabia el himno del movimiento de los derechos civiles, “Eyes on the Prize”: “The one thing we did was right/ Was the day we started to fight” (“Lo único que hicimos correctamente/ fue el día en que empezamos a luchar”). Y esto que escuchas con los pies adoloridos en realidad te dice que hay algo fuera del cine, la literatura, los periódicos y hasta de los libros de Historia. Hay una Nueva York que es solo tu Nueva York.

 

 

 

En memoria de las víctimas.

13 de Julio de 1994

El Remolcador “13 de Marzo” es embestido y hundido en la bocana del Puerto de La Habana .

Mueren  familias al completo , mujeres , hombres y niños inocentes  en uno de los mas crueles incidentes ocurridos .en la isla entre ciudadanos que huyen hacia EEUU y los represores castristas. Las autoridades cubanas embisten al viejo remolcador que pretendía huir de Cuba en busca de libertad y se produce una autentica masacre que nunca fue investigada ni por supuesto castigada.

Junto al hundimiento del Remolcador, dos años mas tarde, nueva accion barbara y desproporcionada cuando aviones de guerra cubanos rerriban  dos avionetas civiles desarmadas y en aguas internacionales disparando sus misiles contra las avionetas de la organizacion humanitaria Hermanos Al Rescate asesinando a Carlos Costa, Armando Alejandre, Mario Manuel de la Peña y Pablo Morales.

El 24 de febrero de 2016 conmemoraremos el 20 aniversario

Hoy 13 de Julio de 2015 En memoria de todas las victimas del Remolcador “13 de Marzo” recordemos sus nombres  y honremos su menoria.

 

Niños asesinados

1- Hellen Martínez Enríquez. . . . . . . . . . . . . . . . . 5 meses

2- Xicdy Rodríguez Fernández . . . . . . . . . . . . . . . . 2 años

3- Angel René Abreu Ruiz . . . . . . . . . . . . . .. . . . … 3 años

4- José Carlos Nicle Anaya . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 años

5- Giselle Borges Alvarez . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 años

6- Caridad Leyva Tacoronte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 años

7- Juan Mario Gutiérrez García . . . . . . . . . . . . . . . . . 10 años

8- Yasser Perodín Almanza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 años

9- Yousell Eugenio Pérez Tacoronte . . . . . . . . . . . . . 11 años

10- Eliecer Suárez Plasencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12 años

 

Jóvenes asesinados

 

11- Mayulis Menéndez Tacoronte . . . . . . . . . . . . . . . . 17 años

12- Miladys Sanabria Cabrera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 años

13 – Joel García Suárez . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . 20 años

14- Odalys Muñoz García . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . 21 años

15- Yaltamira Anaya Carrasco . . .. . . . . . . . . . . . . . . 22 años

16- Yuliana Enríquez Carrazana . . … . . . . . . . . . . . . . 22 años

17- Lissett María Alvarez Guerra . .. . . . . . . . . . . . . . 24 años

18- Jorge Gregorio Balmaseda Castillo . . . . . . . . . . . . 24 años

19- Ernesto Alfonso Loureiro .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 años

20- María Miralis Fernández Rodríguez . . . . . . . . . . . 27 años

21- Jorge Arquímedes Levrígido Flores .. . . . . . . . . . 28 años

22- Leonardo Notario Góngora . .. …. . . . . . . . . . . . . . . 28 años

23- Pilar Almanza Romero . . . . . …. . . . . . . . . . . . . . . . . 31 años

24- Rigoberto Feu González . . ….. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 años

25- Omar Rodríguez Suárez . . . ….. . . . . . . . . . . . . . . . . 33 años

26- Lázaro Enrique Borges Briel . ….. . . . . . . . . . . . . . . . 34 años

27- Martha Caridad Tacoronte Vega . ….. . . . . . . . . . . . . 35 años

28- Julia Caridad Ruiz Blanco . . . …. . . . . . . . . . . . . . . . 35 años

 

Adultos asesinados

 

29- Eduardo Suárez Esquivel . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38 años

30- Martha M.Carrasco Sanabria . . . . . . . . . . . . . . . 45 años

31- Augusto Guillermo Guerra Martínez . . . . . . . . . . 45 años

32- Rosa María Alcal de Puig . . . … . . . . . . . . . . . . . . 47 años

33- Estrella Suárez Esquivel . … . . . . . . . . . . . . . . . . . 48 años

34- Reynaldo Joaquín Marrero Alamo … . . . . . . . . . . .48 años

35- Amado González Raíces . . . . . …. . . . . . . . . . . . . . 50 años

36- Fidencio Ramel Prieto Hernández . . . . . . . . . . . 51 años

37- Manuel Cayol . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50 años

 

 

 

 

 

El tercer exilio cubano

Por Hugo J. Byrne  A Eduardo Arocena. “Peleamos, nos derrotan y peleamos de nuevo”.

General Nathaniel Green (segundo de George Washington y vencedor en la batalla de Trenton).

¿Qué caracteriza al exilio? Tanto me preocupa el tema que lo he analizado en más de un artículo, porque admito que para mí eso está muy cercano a la obsesión. Haciendo gala de una superficialidad grotesca, muchos llaman exiliados políticos a todos cuantos han abandonado el territorio cubano como consecuencia del sistema totalitario que se impusiera arbitrariamente a nuestras vidas desde 1959.

Al precio de que me acusaran de arrogante, soberbio y elitista he sostenido siempre la gran diferencia entre desterrados políticos y emigrantes económicos. Esa diferencia ha sido correctamente interpretada por mis lectores.

Nunca me ha extrañado que quienes no entiendan la diferencia o a quienes no les interese resaltarla, escriban o digan “Cuba” refiriéndose al régimen castrista. Quienes simbolizan a Cuba quizás no seamos solamente el menguante grupo de ancianos exiliados en el umbral de la eternidad. Pero reflejamos mejor el concepto y esencia de nuestra nación de origen que quienes permanecen acatando el presente status quo.

Establezcamos hoy el hecho de que aún dentro de la definición genérica de exiliados de Cuba, existen diferencias y matices. El primer exilio lo experimentamos todos cuando aún vivíamos en Cuba.

Al subvertirse las tradicionales relaciones sociales cubanas, antaño abiertas y espontáneas y de repente reprimidas y tímidas, enfrentamos la evidencia de una relación antagónica entre nuestra individualidad y el medio ambiente: el lugar donde vivíamos no era ya la patria libre.

No se trataba solamente de la supresión de nuestros inalienables derechos políticos. Ese mal ya lo habíamos sufrido, combatido y derrotado.

Entonces se desarrollaba otra situación mucho más trágica: la funesta imposición de un sistema de vida totalitario y tiránico, establecido sucesivamente por el engaño y la fuerza, del que habíamos leído y oído, pero nunca conocido de primera mano y el que no esperábamos sufrir. Es importante subrayar que aludo a un régimen colectivista y no a un sistema político.

Nada conocíamos de la capacidad totalitaria para el mantenimiento indefinido del poder absoluto, en especial cuando la insularidad del territorio brindaba a ese poder una inmensa ventaja estratégica. Ese factor, en combinación con mitos políticos, geográficos e históricos, generó el segundo exilio: el destierro.

Durante más de medio siglo de éxodo, casi tres millones de cubanos han salido del territorio nacional. Durante el mismo período la población en la isla ha crecido con penosa lentitud y envejecido en promedio: de aproximadamente 7 millones de habitantes en 1959, Cuba apenas cuenta hoy con 11.9. Durante el mismo tiempo casi todas las naciones hispanoamericanas a pesar de la ineficiencia endémica característica en sus instituciones, han triplicado su población.

Aunque en teoría el éxodo equivale al exilio, en realidad la inmensa mayoría de los desterrados han pasado sus vidas como emigrantes comunes. Esta adversa realidad que caracterizara también a casi todas las migraciones políticas en la historia moderna, es tan humana como inevitable.

La actitud de total o parcial renuncia a las actividades libertarias que distinguieron, crearon y honran nuestra nacionalidad, se hizo más evidente a medida que arribaban al destierro nuevas generaciones de nativos cubanos. El último éxodo refleja el triste deseo de renunciar a una nacionalidad que por error identifican con la opresión política y la miseria material.

A pesar de ello, pocos destierros como el cubano han sido capaces de contar con un núcleo tan sólido de individuos que contra viento y marea durante más de medio siglo, mantuvieran una firme actitud desafiante contra la opresión totalitaria. Aquellos para los que sólo la muerte puede finalizar sus esfuerzos por Cuba, representan la quinta esencia del tercer exilio que con justicia ha sido llamado “Histórico”.

Estoy convencido de que las virtudes y las faltas son tan individuales como los derechos y que ningún hombre puede reclamar como propio el honor de los héroes que existan entre sus semejantes. Empero, mi humilde membrecía en el exilio me honra inmensamente. No aspiro a más distinguido laurel ni mejor epitafio que el de desterrado cubano.

¿Quiénes son los héroes de esta dura lucha todavía inconclusa? Para enumerar sacrificios y sacrificados necesitaría cien cuartillas.

Sin embargo, la narración que todavía espera escribirse es la de quienes han sido objeto de la implacable persecución de la tiranía castrista fuera de las costas cubanas. Los asesinados por los esbirros de los Castro, o por sus cómplices extranjeros, son muchos más que los conocidos del público.

Ese público sabe aún menos de la odisea de los que han guardado y aún guardan prisión fuera de Cuba, como consecuencia directa de sus actividades en contra del régimen y de las terribles presiones políticas ejercidas por los cómplices de la tiranía contra ellos. Quizás para relatar esa odisea se necesite otro Homero. Pero cuando se escriba, definirá para la posteridad ese Exilio Histórico, verdadera estirpe de hombres y mujeres libres.

 

Rodiles y los signos del cambio.

Cada lunes desde hace años, lo primero que llama mi atención de lo ocurrido en el fin de semana , es el recurrente tema de los abusos de la seguridad cubana contra sus compatriotas, llámense Damas de Blanco , ellas nunca se libran , opositores pacíficos, disidentes conocidos, o simplemente ciudadanos que se suman a las caminatas de las Damas cada domingo.

La verdad es que se acaban las palabras de condena, los reproches contra semejante brutalidad, se acaba el asombro ante imágenes de mujeres golpeadas, arrestadas, desaparecidas por horas o días …Es lo cierto que por habitual, la noticia de un domingo negro mas, se espera como se espera la calma tras la tormenta seguros de que ¡ ya escampará ¡

Pero no escampa, y la lucha de esta gente continua. La costumbre adormece las conciencias, y el tiempo de furia es tan largo que se ha instalado en la mente de la sociedad que quiere creer que, estas cosas, son cuestión de tiempo. Tiempo al tiempo, se dicen , y el medio siglo de espera  pasó hace tiempo y el único tiempo que se desea : el tiempo del cambio, ni está, ni se le espera.

A Antonio Rodiles le han partido la cara y le han dejado ensangrentado y maltrecho “Cosas previsibles de la Cuba del cambio” me dice un tipejo por Internet.

“La visita del Papa mejorara la situación” le contesta otro bloguero convencido de la bonomía del mensaje papal .

“La iglesia esta decidida al cambio hacia una transición pacifica, y será protagonista indiscutible, y luego, se preocuparan de los derechos humanos” me suelta un periodista con el que comento la publicación de la Encíclica papal .

Pero la realidad es bien distinta .

Un tanto urrealista, como todo lo que hace referencia a Cuba

Veamos :

El Cardenal de Cuba Ortega Alamino ,prepara la visita papal negando la existencia de presos políticos en la Isla

¡Toma ya ¡ mientras visita a Ernesto Borges, y antes a Rolando Sarraff en El Combinado del Este ( Ernesto esta condenado en una causa de espionaje ,como lo  estaba Sarraff hasta que Obama lo saco de Villa Marista a la vez que a Gross y desde entonces está desaparecido ) pero sigamos con lo nuestro ; insiste Ortega Alamino que no hay presos políticos, en Cuba y se niega a aceptar la lista que le envían, a pesar de que fue el mismo Ortega Alamino quien insistió en tener en su poder el listado ” si existe que lo muestren ” declaró .

El Papa llegará a Cuba con perfecto conocimiento del Clima Mundial , pero con serias dudas de que en Cuba los derechos humanos se incumplen , todos y a diario, y que en las cárceles malviven presos políticos desde hace decenas de años. No hay prisa, digo, no lo hay para poner en libertad a los presos políticos, porque la cuestión climática es de urgencia vital estudiarla .

¿ Acaso no ha sido el tema de la primera Encíclica del Papa Francisco ?

En cuanto al cambio , llegará la la Embajada USA al infierno , mientas patean a la disidencia interna, acosan a las Damas de Blanco, y se violan los derechos humanos .Los empresarios de medio mundo, el otro medio ya esta instalado , se pelean por saber que trozo del pastel les corresponde tras ese tiempo nuevo que anuncian Obama y Castro II., y nada importará  ni el turismo sexual, ni la falta de garantías jurídicas , ni por supuesto las libertades conculcadas.

Hoy es la foto de Antonio Rodiles quien abre las noticias sobre Cuba. En su rostro SI quedan bien patentes los signos del ” cambio “.

Tomen nota ,que esto, no ha hecho mas que empezar.

 

“No quiero ver ” no es la es la respuesta

>Articulo de Angelica Mora al que no puedo añadir la foto de Rodiles por problemas con la computadora Aun asi ,lo he subido al blog por su interés.

Los Derechos Humanos son sagrados y continúan siendo la piedra angular de defensa de la Humanidad contra el salvajismo.

Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York
7 de julio, 2015
Mal va la cosa si en las plenas, pero desiguales relaciones entre Cuba y Estados Unidos, los activistas cubanos siguen recibiendo la peor parte. La de ser “pushing ball”, o bolsa de boxeo para los esbirros del régimen de La Habana.
“No quiero ver esa foto”, me dijo mi marido horrorizado, cuando le mostré la imagen de Antonio Rodiles ensangrentado y con la naríz rota, luego de un nuevo brutal encuentro dominical de miembros de la Seguridad del Estado cubano, Damas de Blanco y activistas de derechos humanos.
Pero resulta que “No quiero ver” es también la disculpa de millones en el mundo, que condonan o reaccionan indiferentes ante un régimen parásito, que sólo piensa en aferrarse al poder y que ordena aplastar a cualquiera que trate de pedir cambios en su monolítica estructura.
Estados Unidos, antes de dar el paso de avance de normalización en las relaciones con Cuba, y prepararse a abrir embajadas, debería haber exigido primero que episodios como el de Rodiles no continuaran sucediendo en la Isla. Solo con esa garantía en la mano, se podrían haber estampado firmas dando el “Vamos” al Deshielo.
Los Derechos Humanos son sagrados y continúan siendo la piedra angular de defensa de la Humanidad contra el salvajismo. Sin su respeto estaríamos condonando la brutalidad sin límite de los gobiernos autoritarios y dictatoriales hacia sus ciudadanos.
“No quiero ver”, no es la respuesta. tenemos que abrir los ojos, mirar y reaccionar ante la brutalidad sin límites de los gobiernos cubano y venezolano contra los activistas.

Nueva golpiza a los activistas de Derechos Humanos.

305-220-2713

COMUNICADO DE PRENSA

Violenta golpiza a activista Antonio Rodiles por parte de Seguridad del Estado cubana. Pasan de cien los detenidos entre Damas de Blanco y activistas de DDHH que participaron en la doceava marcha dominical

La Habana, Cuba- 6 de julio del 2015- Directorio Democrático Cubano. El activista de los derechos humanos, Antonio Rodiles fue golpeado brutalmente en camino a la marcha dominical que realizan las Damas de Blanco para reclamar la libertad de los presos políticos cubanos. Rodiles sufrió la rotura del hueso nasal requiriendo cirugía inmediata, varios golpes en la cabeza, en el oído izquierdo, en la mandíbula y una fisura en el dedo grueso del pie izquierdo. El activista se encaminaba a la marcha dominical por la Calle 42 y entre 1ra y 3ra de La Habana, cuando fue interceptado por agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civiles y en un carro con placa particular, quienes quisieron llevarle, Rodiles no aceptó y después de una discusión, se tiró al piso gritando “Vivan los derechos humanos” , entonces los agentes le aplican técnicas de estragulamiento y lo comienzan a golpear. Testimonio de Antonio Rodiles en video de Estado de SATS:

“ Realmente yo creo que es muy alarmante lo que está pasando y hemos estado lanzando señales de alarma, ya son doce domingos de brutal represión. En mi caso tengo visibilidad y esto se ve, pero todo este tipo de brutalidad, todo este tipo de abuso está ocurriendo con muchos a activistas y muchas veces queda en el anonimato. Yo creo que es hora de que exista un llamado con todas las fuerzas y con toda urgencia para que la comunidad internacional frene esta situación tan crítica que estamos viviendo dentro de la Isla”, declaró Antonio Rodiles .

A pesar de la represión, las Damas de Blanco, lograron asistir a misa en varios puntos de Cuba así como otros activistas de derechos humanos que las acompañaron, de acuerdo a la información recibida de Berta Soler, representante de las Damas de Blanco, en conversación telefófonica con el Directorio Democrático Cubano. “Después de terminada la misa y caminar por la 5ta Avenida fueron detenidas 45 Damas de Blanco y 14 activistas de derechos humanos que nos acompañaban”, dijo Berta Soler.

El Directorio Democrático Cubano protesta ante la golpiza a Antonio Rodiles y la de cualquier activista, así como la continua represión contra las Damas de Blanco y los activistas de derechos humanos en general y exhortamos a la comunidad internacional a que levante sus voces de protesta ante el aumento de represión del régimen castrista contra la Resistencia Cubana. ###

Los limites del perdón

Por el Rev. Martín N. Añorga

El perdón es un sentimiento sobre el cual no puede legislarse. Hoy día, sin embargo, cuando en el exilio bregamos con el tema del restablecimiento de las relaciones diplomáticos entre Estados Unidos y Cuba, hay los que quieren apuntar al perdón como apropiada condición para que estas relaciones logren el objetivo de armónica convivencia entre ambos países.
Vamos a dilucidar algunas nociones relacionadas con el perdón que consideramos oportunas, pero primero permítasenos analizar brevemente el tema de las relaciones.
Creemos que el presidente de Estados Unidos, al igual que lo ha hecho el tirano Raúl Castro, tiene derecho a exponer sus demandas, algo que no ha intentado. Castro ha reiterado que el régimen bajo su dominio no está sujeto a modificación alguna. Las relaciones, pues, no coinciden ideológicamente, lo que mantiene a Cuba en una innegociable confrontación con el exilio militante.
El exilio no es una entidad monolítica. Sabemos que muchos cubanos creen que la hora es la de esperar los resultados de los drásticos cambios que se han insertado en el acontecer histórico de más de medio siglo. Los que esperan el desgaste de la tiranía castrista y la auto demolición del régimen por la fuerza de la presencia pacífica de Estados Unidos en la Isla estiman que los exiliados debemos contribuir con un proceso conciliador en el que la práctica del perdón es esencial.
Volvamos al tema del perdón. ¿Qué derecho tenemos de pedirles a las víctimas del régimen revolucionario de Cuba que extiendan sus brazos en nombre de una imposible amistad pregonando un perdón que no puede echar raíces en los corazones? Los familiares de los fusilados, los torturados, los presos a los que les han robado los mejores años de sus vidas, las familias divididas, los millones de exiliados que se han visto obligados a fabricarse surcos en tierras ajenas no pueden prodigar el perdón, y nadie, en nombre de ellos, puede ofrecerlo. El perdón no se maneja en tercera persona.
Yo quisiera creer en un futuro de paz y armonía para mi patria; pero al mismo tiempo creo que a menos que se aplique el veredicto de la justicia a los grandes culpables de los innumerables crímenes cometidos, no puede haber solución de paz. Perdón y justicia son dos vocablos inseparables.
No estamos proponiendo la revancha sangrienta, la guerra estéril ni el linchamiento en las vías públicas. Lo que queremos enfatizar es que al pueblo cubano hay que darle garantías de que la justicia no va a ser burlada ni exonerados los que merecen un apropiado pago por su culpabilidad. El perdón es para restaurar relaciones rotas, romper hábitos malévolos y establecer nuevas rutas de convivencia respetuosa y creativa. No para regarlo al voleo ni exigirlo incautamente de aquellos que tienen para siempre el corazón quebrantado por las ignominias sufridas.
Habrá quien proclame que el cristianismo promueve el perdón, y que Dios no permite ni la venganza ni los resentimientos. Para discurrir sobre estos conceptos habría que entrar en el campo de la teología. Jesús perdonó desde la cruz a los que cometían, por ignorantes, el crimen de asesinarlo, y extendió su perdón al ladrón que compartía su suplicio porque éste tuvo la humildad de confesarse pecador. En el perdón divino prevalecen tres ingredientes, la confesión de la culpa, la experiencia del arrepentimiento y el deber de la reparación. No podemos superar el reglamento de Dios. El perdón, para que sea efectivo, tiene que ser un contrato entre el que lo da y el que lo recibe. Si ese contrato no existe, por la razón que sea, el que perdona siente el alivio de una carga que expulsa de su corazón, pero sin experimentar el gozo de ver la luz en el rostro de la persona perdonada.
Hemos oído la expresión “yo perdono, pero no olvido”. El perdón no es amnésico, guarda siempre la memoria del porqué de su existencia. Una madre pudiera, en un gesto brillante de su convicción cristiana, perdonar al criminal que atravesó de balas el corazón de su hijo, pero no podrá jamás olvidar ese penoso incidente que para siempre ha marcado de dolor su vida. En casos como éste, en que el perpetrador del crimen goza de impunidad, el perdón se limita a una dimensión unipersonal. Glorifica al perdonador sin limpiar la culpa del perdonado. Ya esto es misión de la justicia, que a veces es elusiva y otra, firme y determinante.
Estoy seguro de que a otros clérigos le han hecho la misma pregunta: “¿usted está dispuesto a perdonar a Fidel Castro?” Mi respuesta siempre es la misma, “si con humildad solicita mi perdón no sería capaz de negárselo; pero ese improbable hecho nopasaría de ser un ejercicio en el vacío”. La razón es simple, yo pudiera perdonar el mal que me han hecho; pero el mal que le hayan hecho a otros es responsabilidad de otros perdonarlo. El perdón no se mueve al nivel de la intercesión ni trabaja en tercera persona.
Oí decir a alguien que el exilio de hoy es viejo y que son pocas las personas que quedan para reclamar justicia y reparaciones. “El paredón ya es obsoleto, hablar del mismo es exprimir la historia”, decía alguien cuyo nombre no quiero recordar. Pensar que el crimen se diluye al correr los años de cometido es una profanación de la justicia. Quizás las más recientes generaciones no han experimentado el perverso e infame rigor de los días iniciales de la revolución y no estiman el dolor de hijos que no pudieron acudir a sus padres en las horas de la muerte, ni saben de los centenares de seres humanos prometedores y valientes que cayeron pegados sus cuerpos a zanjas en las que caían mutilados sus cuerpos por las asesinas balas de los pelotones de fusilamiento. No tienen derecho a reclamar armonía ni perdón los que no llevan en el alma las imborrables cicatrices de dolores que les han marcado para siempre el corazón a los inocentes martirizados por las injusticias de diabólicos malvados.
El perdón tiene sus límites, y no puede entrar en el absurdo lema de ”borrón y cuenta nueva”. Esa noción es complicidad con el malvado y sumisión ante los que han destruido la historia patria y han degenerado su confuso presente.
Cuba ha entrado en un nuevo convenio que para muchos en la Isla es una traición y una declaración silenciosa de derrota. Los manipuladores de la dictadura cubana quieren evadir el hundimiento del sistema y esperan de nosotros, los cubanos rebeldes e indoblegables, el gesto noble del olvido y la práctica caritativa del perdón. Pero para los patriotas firmes y convencidos esa no es la solución. Para Cuba, ni el perdón ni el olvido. La justicia es el supremo reclamo.
Sin justicia no habrá futuro del que nos sintamos orgullosos, ni se habrá cumplido con los que han dado su tiempo y su recursos, y los más costoso de todo, sus vidas.
¡Estemos todos listos a cumplir con el deber de perdonar, que queda reservado para la hora gloriosa en que la justicia brille de júbilo”!

LIBRE – martes 23 de junio del 2015-
M.N.A.

Sangriento aniversario.

 

Nueva masacre . Treinta y ocho muertos en Túnez, pobres turistas que han muerto en la playa, en el lugar que habían elegido para descansar, para pasar sus vacaciones , han sido masacrados por terroristas islámicos que vuelven a ganar la batalla del terror imponiendo su ley.

A la vez en Francia vuelven a sufrir un atentado salvaje con un coche bomba y la decapitación de un hombre , jefe del asesino, que lo ha matado, cortándole la cabeza después, para clavarla en una pica a las puertas de la fabrica en la que los dos trabajaban . El Estado Islamico ( DAESH ) esa horda que quiere devolvernos al siglo VII, el siglo de Mahoma , con sus leyes y sus normas ,ha celebrado el primer aniversario de su fundación, dejando un tétrico balance de muerte y sufrimiento que no tiene visos de parar. Lo sorprendente es que mientras ellos piensan en como exterminarnos, occidente sigue pensando como apaciguarlos . Se producen nuevas alarmas, declaraciones y promesas altisonantes y seguramente sentidas,pero absolutamente inútiles.  ¿La ONU donde está? ¿ donde las fuerzas occidentales que deben defender la civilización de las libertades y el progreso ?

Siguen a la espera, sin darse cuenta de que cada día , ellos, están mas cerca Hoy hablamos de Túnez, Etiopia, Francia , Kuwait…y mañana será otros los que sufran el zarpazo terrorista y aun habrá tiempo para nuevas alianzas internacionales, tan inútiles como las que ya existen. Mientas el Daesh sigue creciendo , acostumbrándonos a las filas de hombres con vestimenta naranja arrodillados antes de ser degollados , contemplamos  las limpiezas étnicas ,los secuestros de niñas, la esclavitud y la destrucción de cualquier que elijan como enemigos.

No mas limpiezas etnicas , no mas gente degollada, no mas secuestros y no mas esclavitud .Acabemos con el problema de la única forma que se acaba con un enemigo que quiere acabar con el estado de derecho y hasta con la civilización occidental ¿ Como lo llamo Obama ? El , empleó el termino “guerra justa” cuando recogió su Premio Nobel de la Paz ¡Que sarcasmo, por cierto.!

Mientras occidente se decide a actuar de forma contundente ,con guerra justa o con cualquier otro método que acabe con la expansión feroz del terror , solo nos queda esperar el siguiente escalofrío y contemplar sus consecuencias a través de Internet.