Los limites del perdón

Por el Rev. Martín N. Añorga

El perdón es un sentimiento sobre el cual no puede legislarse. Hoy día, sin embargo, cuando en el exilio bregamos con el tema del restablecimiento de las relaciones diplomáticos entre Estados Unidos y Cuba, hay los que quieren apuntar al perdón como apropiada condición para que estas relaciones logren el objetivo de armónica convivencia entre ambos países.
Vamos a dilucidar algunas nociones relacionadas con el perdón que consideramos oportunas, pero primero permítasenos analizar brevemente el tema de las relaciones.
Creemos que el presidente de Estados Unidos, al igual que lo ha hecho el tirano Raúl Castro, tiene derecho a exponer sus demandas, algo que no ha intentado. Castro ha reiterado que el régimen bajo su dominio no está sujeto a modificación alguna. Las relaciones, pues, no coinciden ideológicamente, lo que mantiene a Cuba en una innegociable confrontación con el exilio militante.
El exilio no es una entidad monolítica. Sabemos que muchos cubanos creen que la hora es la de esperar los resultados de los drásticos cambios que se han insertado en el acontecer histórico de más de medio siglo. Los que esperan el desgaste de la tiranía castrista y la auto demolición del régimen por la fuerza de la presencia pacífica de Estados Unidos en la Isla estiman que los exiliados debemos contribuir con un proceso conciliador en el que la práctica del perdón es esencial.
Volvamos al tema del perdón. ¿Qué derecho tenemos de pedirles a las víctimas del régimen revolucionario de Cuba que extiendan sus brazos en nombre de una imposible amistad pregonando un perdón que no puede echar raíces en los corazones? Los familiares de los fusilados, los torturados, los presos a los que les han robado los mejores años de sus vidas, las familias divididas, los millones de exiliados que se han visto obligados a fabricarse surcos en tierras ajenas no pueden prodigar el perdón, y nadie, en nombre de ellos, puede ofrecerlo. El perdón no se maneja en tercera persona.
Yo quisiera creer en un futuro de paz y armonía para mi patria; pero al mismo tiempo creo que a menos que se aplique el veredicto de la justicia a los grandes culpables de los innumerables crímenes cometidos, no puede haber solución de paz. Perdón y justicia son dos vocablos inseparables.
No estamos proponiendo la revancha sangrienta, la guerra estéril ni el linchamiento en las vías públicas. Lo que queremos enfatizar es que al pueblo cubano hay que darle garantías de que la justicia no va a ser burlada ni exonerados los que merecen un apropiado pago por su culpabilidad. El perdón es para restaurar relaciones rotas, romper hábitos malévolos y establecer nuevas rutas de convivencia respetuosa y creativa. No para regarlo al voleo ni exigirlo incautamente de aquellos que tienen para siempre el corazón quebrantado por las ignominias sufridas.
Habrá quien proclame que el cristianismo promueve el perdón, y que Dios no permite ni la venganza ni los resentimientos. Para discurrir sobre estos conceptos habría que entrar en el campo de la teología. Jesús perdonó desde la cruz a los que cometían, por ignorantes, el crimen de asesinarlo, y extendió su perdón al ladrón que compartía su suplicio porque éste tuvo la humildad de confesarse pecador. En el perdón divino prevalecen tres ingredientes, la confesión de la culpa, la experiencia del arrepentimiento y el deber de la reparación. No podemos superar el reglamento de Dios. El perdón, para que sea efectivo, tiene que ser un contrato entre el que lo da y el que lo recibe. Si ese contrato no existe, por la razón que sea, el que perdona siente el alivio de una carga que expulsa de su corazón, pero sin experimentar el gozo de ver la luz en el rostro de la persona perdonada.
Hemos oído la expresión “yo perdono, pero no olvido”. El perdón no es amnésico, guarda siempre la memoria del porqué de su existencia. Una madre pudiera, en un gesto brillante de su convicción cristiana, perdonar al criminal que atravesó de balas el corazón de su hijo, pero no podrá jamás olvidar ese penoso incidente que para siempre ha marcado de dolor su vida. En casos como éste, en que el perpetrador del crimen goza de impunidad, el perdón se limita a una dimensión unipersonal. Glorifica al perdonador sin limpiar la culpa del perdonado. Ya esto es misión de la justicia, que a veces es elusiva y otra, firme y determinante.
Estoy seguro de que a otros clérigos le han hecho la misma pregunta: “¿usted está dispuesto a perdonar a Fidel Castro?” Mi respuesta siempre es la misma, “si con humildad solicita mi perdón no sería capaz de negárselo; pero ese improbable hecho nopasaría de ser un ejercicio en el vacío”. La razón es simple, yo pudiera perdonar el mal que me han hecho; pero el mal que le hayan hecho a otros es responsabilidad de otros perdonarlo. El perdón no se mueve al nivel de la intercesión ni trabaja en tercera persona.
Oí decir a alguien que el exilio de hoy es viejo y que son pocas las personas que quedan para reclamar justicia y reparaciones. “El paredón ya es obsoleto, hablar del mismo es exprimir la historia”, decía alguien cuyo nombre no quiero recordar. Pensar que el crimen se diluye al correr los años de cometido es una profanación de la justicia. Quizás las más recientes generaciones no han experimentado el perverso e infame rigor de los días iniciales de la revolución y no estiman el dolor de hijos que no pudieron acudir a sus padres en las horas de la muerte, ni saben de los centenares de seres humanos prometedores y valientes que cayeron pegados sus cuerpos a zanjas en las que caían mutilados sus cuerpos por las asesinas balas de los pelotones de fusilamiento. No tienen derecho a reclamar armonía ni perdón los que no llevan en el alma las imborrables cicatrices de dolores que les han marcado para siempre el corazón a los inocentes martirizados por las injusticias de diabólicos malvados.
El perdón tiene sus límites, y no puede entrar en el absurdo lema de ”borrón y cuenta nueva”. Esa noción es complicidad con el malvado y sumisión ante los que han destruido la historia patria y han degenerado su confuso presente.
Cuba ha entrado en un nuevo convenio que para muchos en la Isla es una traición y una declaración silenciosa de derrota. Los manipuladores de la dictadura cubana quieren evadir el hundimiento del sistema y esperan de nosotros, los cubanos rebeldes e indoblegables, el gesto noble del olvido y la práctica caritativa del perdón. Pero para los patriotas firmes y convencidos esa no es la solución. Para Cuba, ni el perdón ni el olvido. La justicia es el supremo reclamo.
Sin justicia no habrá futuro del que nos sintamos orgullosos, ni se habrá cumplido con los que han dado su tiempo y su recursos, y los más costoso de todo, sus vidas.
¡Estemos todos listos a cumplir con el deber de perdonar, que queda reservado para la hora gloriosa en que la justicia brille de júbilo”!

LIBRE – martes 23 de junio del 2015-
M.N.A.

Sangriento aniversario.

 

Nueva masacre . Treinta y ocho muertos en Túnez, pobres turistas que han muerto en la playa, en el lugar que habían elegido para descansar, para pasar sus vacaciones , han sido masacrados por terroristas islámicos que vuelven a ganar la batalla del terror imponiendo su ley.

A la vez en Francia vuelven a sufrir un atentado salvaje con un coche bomba y la decapitación de un hombre , jefe del asesino, que lo ha matado, cortándole la cabeza después, para clavarla en una pica a las puertas de la fabrica en la que los dos trabajaban . El Estado Islamico ( DAESH ) esa horda que quiere devolvernos al siglo VII, el siglo de Mahoma , con sus leyes y sus normas ,ha celebrado el primer aniversario de su fundación, dejando un tétrico balance de muerte y sufrimiento que no tiene visos de parar. Lo sorprendente es que mientras ellos piensan en como exterminarnos, occidente sigue pensando como apaciguarlos . Se producen nuevas alarmas, declaraciones y promesas altisonantes y seguramente sentidas,pero absolutamente inútiles.  ¿La ONU donde está? ¿ donde las fuerzas occidentales que deben defender la civilización de las libertades y el progreso ?

Siguen a la espera, sin darse cuenta de que cada día , ellos, están mas cerca Hoy hablamos de Túnez, Etiopia, Francia , Kuwait…y mañana será otros los que sufran el zarpazo terrorista y aun habrá tiempo para nuevas alianzas internacionales, tan inútiles como las que ya existen. Mientas el Daesh sigue creciendo , acostumbrándonos a las filas de hombres con vestimenta naranja arrodillados antes de ser degollados , contemplamos  las limpiezas étnicas ,los secuestros de niñas, la esclavitud y la destrucción de cualquier que elijan como enemigos.

No mas limpiezas etnicas , no mas gente degollada, no mas secuestros y no mas esclavitud .Acabemos con el problema de la única forma que se acaba con un enemigo que quiere acabar con el estado de derecho y hasta con la civilización occidental ¿ Como lo llamo Obama ? El , empleó el termino “guerra justa” cuando recogió su Premio Nobel de la Paz ¡Que sarcasmo, por cierto.!

Mientras occidente se decide a actuar de forma contundente ,con guerra justa o con cualquier otro método que acabe con la expansión feroz del terror , solo nos queda esperar el siguiente escalofrío y contemplar sus consecuencias a través de Internet.

 

 

Invitación al Exilio Cubano

.Ileana A. Puig
Vice-Presidenta de MAR por Cuba
Esposa y hermana de presos políticos
Cuñada de un fusilado
Prima de dos brigadistas

Debido que a partir del 17 de diciembre de 2014 se puede viajar a Cuba sin mayores obstáculos, con todo respeto extiendo esta invitación al exilio cubano.

Antes de viajar a Cuba, ya sea por motivos de familia, añoranza de una vida que ya no existe, por una Bienal de Arte, exposición y presentación de libros, o simples fines turísticos, visiten aquí en Miami, el Memorial Cubano donde están grabados los nombres de los fusilados, los que murieron en combate por la libertad de Cuba en Bahía de Cochinos, en la Sierra del Escambray y de los Órganos y en distintos rincones de nuestra Isla, los miembros de la Brigada 2506 que murieron asfixiados en una rastra por órdenes de Osmany Cienfuegos, los cuatro miembros de Hermanos al Rescate pulverizados en aguas internacionales, aquellos que fueron cruelmente asesinados en el Río Canímar y en el Remolcador 13 de Marzo, los que han muerto en el Estrecho de la Florida en busca de libertad y tantos otros que murieron en las innumerables cárceles del régimen de los hermanos Castro –La Cabaña, El Príncipe, Isla de Pinos, Boniato, Combinado del Este, San Severino, Sandino, El Mijial, Kilo Ocho, Guanajay, Guanabacoa, Manto Negro, Nuevo Amanecer, etc. etc. Visiten la Casa de la Brigada 2506; visiten la Casa del Presidio Político Histórico Cubano; visiten la Plaza de las Presas Políticas Cubanas; lean algunos de los muchísimos libros en los que se narra el sufrimiento y el sacrificio de nuestros compatriotas y de los tantísimos que murieron luchando para evitar que nuestras libertades nos fueran arrancadas y por conservar la dignidad y decoro inherente de todo ser humano.

¿Por qué extiendo esta invitación?

A mi generación, para que primero le rindan el homenaje que tanto merecen nuestros muertos y presos –hombres y mujeres. Para que cuando pongan un pie en Cuba tengan bien presente que los que gobiernan en este momento es el mismo régimen de los hermanos Castro – llámense Fidel o Raúl – y su camarilla, los mismos que a través de 56 años han llenado nuestro suelo cubano de lágrimas y sangre.

Para que le enseñen a las generaciones más jóvenes que cuando estén en Cuba recuerden que mientras sus padres crecieron y ellos nacieron en un país donde sus derechos son protegidos por la Constitución, muchos otros dieron lo mejor de sus vidas buscando esa misma garantía para nuestro pueblo; y para que todas las generaciones –mientras paseen por las calles de Cuba- no olviden que los Derechos Humanos siguen encarcelados; no olviden que todos los días siguen arrestando y golpeando a nuestros hermanos por el simple derecho de expresar sus deseos de libertad, libertad que nosotros gozamos en el exilio. Para que mientras caminen por las calles no olviden que Cuba sigue siendo una isla esclavizada.

No me digan que vivo en el pasado. NO, vivo y respiro presente y futuro y por lo tanto sigo añorando para Cuba la libertad que en el año 1959 me fue confiscada. La misma libertad por la que lucharon nuestros mambises y que nos enseñaron a respetar nuestros abuelos, padres y maestros y que debemos de inculcar a las nuevas generaciones.

Por supuesto que quiero el bienestar económico para mis hermanos de la Isla, pero más importante es que todo cubano pueda ejercer la libertad a la que cada ser humano tiene derecho y a que haya justicia en nombre de todos los que ya no pueden conseguirla. Con economía, pero sin libertad, no hay Patria. Patria es Justicia. Patria es Libertad. Patria es Dignidad.

 

Presos políticos cubanos.

A pesar de la infinita pereza que me produce hablar del cardenal Jaime Ortega no tengo mas remedio que volver a mencionarlo a cuento de la  ¡nueva rectificación de su Eminencia ! Ahora reconoce que tal vez haya en Cuba presos políticos , aunque , el no los conoce y solicita les sean presentados en listado correspondiente . Debe su Eminencia haber olvidado que Ernesto Borges ( 17 años encarcelado ) exCapitan de la Contrainteligencia cubana, sigue a la espera de que cumpla, el Sr Cardenal , la promesa que le hizo en El Combinado del Este de lograr su libertad inmediata dadas las circunstancias de salud del preso y las muchas amenazas  de acabar con su vida recibidas por parte de sus “custodios”.

Por solo citar alguno de los presos ,que su Eminencia no reconoce como políticos, voy a recordarle algunos  hasta que le llegue la lista solicitada en la que aparecen mas de setenta nombres.

Claro Alonso ( 19 años en prisión )enfermo y olvidado.

Sosa Fortuny  no le parece un preso político ?

Y el periodista independiente Santisteban,¿ le parece motivo político su detención por criticar al Gobierno desde su Blog  “Los hijos que nadie quiso “?.

, La lista que usted ha solicitado corresponde a “los presos que nadie recuerda ” lo que no significa que no sigan padeciendo un trato cruel y degradante en las prisiones castristas

El Papá , el presidente Obama,y Raul Castro han convertido a Cuba en foco de atención para la prensa mundial La Unión Europea avanza en sus negociaciones sobre cooperación y nuevos negocios con la Isla. La Posición Común voló por los aires con el beneplácito de EEUU y la bendición papal. Y antes de que nos demos cuenta, la visita a Cuba del Santo Padre certificara la victoria del represor sin la mas mínima concesión a las libertades ni a los derechos humanos en las cárceles, ni en la isla , al fin y al cabo cárcel también.

Que dios le ilumine Eminencia, para que ninguna de sus declaraciones a los medios, causen mas dolor a los presos políticos olvidados en cualquiera de las cárceles de Cuba en donde se encuentren.
Copiado de la página de Facebook: COMITE INTERNACIONAL DE EX-PRESOS POLITICOS CUBANOS.
Presos políticos olvidados.
Lista parcial de condenados por el régimen cubano que han cumplido múltiples años de prisión y cuya excarcelación debiera solicitarse ante organizaciones internacionales correspondientes por razones humanitarias.
Apellidos Nombres Años en prisión

Álvarez Pedroso, Pedro de la Caridad 23
Pérez Bocourt, Elías 23
Salmerón Mendoza Erick 23
Santovenia Fernandez, Daniel C. 23
Cornel de la Rosa Raúl Manuel 22
Hermán Aguilera José David 22
Díaz Bouza Miguel 21
Real Suarez, Humberto Eladio 21
Sosa Fortuny, Armando 21
Alonso Hernández, Claro Fernando 19
Borges Pérez Ernesto 17
Abarca Chávez, Francisco 04
(salvadoreño entregado por Venezuela en 2010)
Cruz León (salvadoreño) Ernesto 17
Rodríguez Llerena (salvadoreño) Otto René 17
Padrón Quintero, Santiago 14
Suris de la Torre, Ihosvani 14
Alcalá Aramburo, Harold 12
Arce Romero, Lewis 12
Ávila Sierra, Lázaro 12
Delgado Aramburo, Maikel 12
Díaz Ortiz, José Ángel 12
Henry Grillo, Ramón 12
Ledea Pérez, Wilmer 12
Pérez Puentes, Jorge Luís 12
Reyes Rodríguez, Francisco 12
Thomas González, Yoanny 12
Cerezo Sirut, Leandro 07
De Miranda, Karel 07
Forbes Lamorú, Alain 07
Torres Martinez, Yoan 07

Nota: Máximo Pradera Valdés murió recientemente y llevaba preso 14 años.

El Pastor da la vida por los lobos

-
amb VALLADARES copia

Por Armando F. Valladares. Miami, domingo 14 de junio de 2015.

El cardenal Jaime Lucas Ortega y Alamino, a lo largo de sus 34 años al frente de la arquidiócesis de La Habana, se ha transformado en uno de los mayores y más indispensables defensores del régimen comunista. El 5 de junio pp., el cardenal Ortega, en entrevista a la emisora española Cadena Ser, afirmó que “en Cuba no quedan presos políticos” y que los indultados por ocasión de la visita de Benedicto XVI a la isla-cárcel, en 2012, ya eran simples “presos comunes” (Diario de Cuba, Jun. 07, 2015).

Las declaraciones cardenalicias causaron consternación en los opositores cubanos. El ex preso político Ciro Alexis Casanova Pérez, que fue considerado “prisionero de conciencia” por Amnistía Internacional, declaró con indignación que esa afirmación del cardenal Ortega sobre la supuesta inexistencia de presos políticos en Cuba “es una total mentira”, y lo incriminó por dedicarse a “apoyar la dictadura de los hermanos Castro” (Diario de Cuba, Jun. 11, 2015).

Desde Cuba, el periodista independiente Mario Félix Lleonart señaló: “Raya en lo enigmático cómo alguien en la posición de este hombre se preste a aseverar algo que nadie cree en lo absoluto, y que no le ha hecho ningún favor, ni a la Iglesia que representa, ni a sí mismo. Es obvio que tan desatinada declaración echa por tierra toda la doctrina social de la Iglesia que está llamado a respaldar y a practicar” (14 y Medio, Jun. 12, 2015).

El ex preso político Daniel Ferrer, quien fuera declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional, lamentó desde la isla: “Negar que en Cuba haya presos políticos es mentir cínicamente y un seguidor de Aquel que murió crucificado por salvar a la humanidad y defender a los humildes, discriminados y perseguidos, no debería comportarse de tal forma. El cardenal Ortega no resulta ser un ‘Buen Samaritano’ (S. Lucas 10, 25) cuando niega la existencia de presos políticos, cuando no condena abiertamente las flagrantes violaciones a los derechos fundamentales de los cubanos, incluyendo los derechos de los católicos, y cuando minimiza conscientemente la importancia de la labor de quienes luchan con amor por la libertad, la justicia y el bienestar de la nación” (Religión en Revolución, Jun. 2015).

Una integrante del movimiento Damas de Blanco, Ada María López Canino, quien el domingo 7 de junio pp. fue agredida y lesionada en La Habana por turbas castristas, declaró: “Yo le pregunto al cardenal por qué (para citar dos ejemplos) Ángel Santiesteban está cumpliendo una larga condena, y por qué Danilo Maldonado está como preso político encarcelado. Yo quiero saber, si no son presos políticos, ¿qué son? Las Damas de Blanco marchamos pidiendo la liberación de los presos políticos en Cuba. Y esas fotos que nosotras presentamos, ¿de dónde las sacamos si no son las fotos de los presos políticos que están en las mazmorras castristas? ¿Qué pretende decir, que nosotras mentimos? Que me perdone, pero es un mentiroso, debiera llamarse Raúl Castro, no Cardenal Ortega” (Cubanet, Jun. 10, 2015).

Por su parte, la Comisión Cubana de Derechos Humanos dijo que las declaraciones del Cardenal no tienen que ver con la realidad del país. “Ahora mismo, hay más de 50 presos políticos” (Radio Martí, Jun. 08, 2015).

En realidad, es difícil saber el número de presos políticos en Cuba, porque el régimen constantemente detiene y condena a opositores muchas veces incriminándolos por delitos comunes, para ocultar que se trata de persecuciones políticas. Según la filosofía totalitaria del régimen y de acuerdo con las disposiciones de la Constitución y el Código Penal sobre las libertades de religión y de expresión, éstas solamente se toleran en la medida en que no se opongan a la ideología comunista. Se trata entonces de una isla-presidio cuyos 12 millones de habitantes podrían ser considerados como “prisioneros de conciencia”, subyugados por un implacable torniquete jurídico-político-policial.

Recientes “excarcelaciones” de presos políticos de la isla están siendo amplificadas por grandes medios de comunicación, y por altos líderes políticos y religiosos como actos de liberalización del régimen. Sin embargo, los opositores ya han hecho notar que en el lenguaje “jurídico” cubano términos eufemísticos como “excarcelación” y “licencia extrapenal” significan “libertades condicionales”, cosméticas, que en la actual coyuntura sirven para facilitar las negociaciones con el presidente Obama y para no desacreditar al mentor de esas negociaciones, el pontífice Francisco. Algunos recientes “excarcelados” están siendo amenazados por los órganos de seguridad de que en cualquier momento pueden volver a la prisión para continuar pagando por sus “crímenes” contra el Estado comunista. A otros “excarcelados” se les ha retenido toda la documentación, y quedan en una especie de limbo jurídico, como parias dentro de la sociedad comunista (La Vanguardia – Europa Press, Enero 09, 2015).

En realidad, todos esos fraudes y farsas castristas son conocidos por las embajadas en La Habana y por las cancillerías del mundo entero, especialmente por la secretaría de Estado de los Estados Unidos y por la secretaría de Estado del Vaticano. El mismo botox publicitario que ahora el régimen aplica nuevamente por ocasión de las negociaciones con los Estados Unidos, y en función de la próxima visita del pontífice Francisco, ya había sido aplicado en vísperas de las visitas papales de Juan Pablo II y de Benedicto XVI. No obstante, se mantiene un misterioso silencio sobre esas farsas del régimen cubano. Y el cardenal Ortega continuó y continúa, como si nada ocurriera, como Pastor del desdichado rebaño católico cubano.

Tal vez nunca antes en la Historia tantos dirigentes mundiales convergieron para salvar del naufragio a una dictadura, como es el caso del régimen castrista. Los cubanos dentro y fuera de la isla que dedicamos nuestras vidas a luchar, en el plano de la ideas, por la libertad y dignidad de Cuba, estamos dispuestos a continuar desenmascarando las maniobras de la dictadura castrista y analizando públicamente las actitudes de sus altos protectores, esperando contra toda esperanza (Epístola a los Romanos, 4-18 y 19).

En el caso del cardenal Ortega, por su larga trayectoria de décadas de actitudes procastristas, estamos ante un Pastor dispuesto a dar su vida por los propios Lobos, y no por el rebaño a él encomendado, que se encuentra indefenso, huérfano y desamparado.

Es preciso decirlo: todo este drama cubano, de casi seis inimaginables décadas de injusticia, miseria comunista y sangre, se desarrolla ante la Indiferencia, con I mayúscula, de buena parte de la opinión pública mundial, así como ante la pertinaz y enigmática Colaboración, con C mayúscula, de considerable número de dirigentes y élites del mundo entero.

Que el buen Dios, al que en este momento recurro clamando por Justicia, ayude al indefenso, huérfano, desamparado, maltratado y diezmado rebaño cubano y remueva la Indiferencia mundial hacia ese drama inimaginable.

Armando Valladares, escritor, pintor y poeta, pasó 22 años en las cárceles políticas de Cuba. Es autor del best-seller “Contra toda esperanza”, donde narra el horror de las prisiones castristas. Fue embajador de los Estados Unidos ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU bajo las administraciones Reagan y Bush. Recibió la Medalla Presidencial del Ciudadano y el Superior Award del Departamento de Estado. Ha escrito numerosos artículos sobre la colaboración eclesiástica con el comunismo cubano y sobre la “ostpolitik” vaticana hacia Cuba.
Puede leerse el más reciente de esos artículos, en español y en inglés, en los siguientes links:
-

CHE.

Las víctimas olvidadas del Che Guevara: ¿Cuántos fusilamientos están documentados?

Por María Werlau*

Ernesto Guevara, mejor conocido como Che, es la figura emblemática de la mitológica “elegancia revolucionaria” y el ícono por excelencia de la cultura de masas. Irónicamente, la mayoría de los devotos del culto Ché saben poco o nada acerca de él, de lo que representó e hizo, y de las consecuencias de su cruzada. Sin embargo, hay una verdad oscura e irreconciliable detrás del mito cuidadosamente construido sobre él. Basta una mirada superficial a la extensa bibliografía sobre el Che, incluyendo sus propios escritos, para que emerja claramente.

El alcance persistente y global de la idea romántica del Che, junto con sus imágenes icónicas, es un fenómeno único de la historia moderna. Curiosamente, carece de veracidad histórica.

El Proyecto Verdad y Memoria de Archivo Cuba, surgido a finales de los años 90, busca propiciar una cultura de respeto por la vida y el estado de derecho con su estudio del costo social de la violencia política asociada a la revolución cubana. La documentación y testimonios recogidos por esta iniciativa son la base de la compilación Las víctimas olvidades del Che Guevara (2011), que aporta material testimonial y fotográfico a la extensa bibliografía sobre el Che, tan escasa con respecto a sus víctimas. El libro se presentará en Miami el próximo 13 de diciembre durante el Primer Festival del Arte y la Literatura Independiente.

Impulso sanguinario

El Che llega la Sierra Maestra listo para lanzar su impulso sanguinario sobre los seres humanos.Poco antes, a los 25 años, había escrito una larga y apasionada nota de despertar revolucionario al margen de las “Notas de viajes” de su aventura en motocicleta por América. Es aterradoramente profética del curso violento que emprendería y el largo rastro de sangre que dejará.

Su biógrafo Jon Lee Anderson escribe que Guevara encabezó “la nueva política del Ejército Rebelde de ‘justicia revolucionaria rápida’, forjándose simultáneamente una reputación de ferocidad e implacabilidad”. Anderson señala “el evidente celo calvinista que puso el Che en la persecución de aquellos que se habían apartado del ‘camino correcto’”. Lo que es más espeluznante es que ese celo terminó con muchas vidas, algunas arrancadas por su propia mano, cientos, tal vez miles, por órdenes directas del Ché, e incontables decenas de miles alentadas por él.

El Che fue un severo partidario de la disciplina, incluso entre sus propias tropas, y jugó un rol, ya fuera principal o secundario,en la ejecución sumaria de al menos 21 personas en la Sierra Maestra; al menos uno de su propia mano. Casi todas las víctimas eran campesinos de la zona acusados de colaborar, generalmente como informantes, con el ejército de Fulgencio Batista. Algunos eran voluntarios del ejército rebelde que decidieron abandonar la lucha, ya que ésta se llevaba a cabo bajo terribles condiciones y las tropas frecuentemente pasaban hambre durante días. Algunos eran campesinos de la zona acusados de crímenes que incluían desde merodear por el campamento o robar la comida destinada a los rebeldes, hasta ofensas más graves como la violación o el asesinato de pobladores de las zonas rurales. Todos, sin excepción, carecieron del debido proceso legal y fueron ejecutados en el acto, a veces por una orden del Che que parecía dar con indiferencia.

La tarea del verdugo

El mismo Che es testigo de esta falta de piedad en sus recuentos. En enero de 1957, le escribió a su esposa de entonces, Hilda Gadea: “Aquí, desde la manigua cubana, vivo y sediento de sangre escribo estas encendidas líneas martianas”.

Guevara sabía por su experiencia en Guatemala durante el golpe a Jacobo Árbenz y por su autoeducación comunista que el terror era un componente necesario en el establecimiento del orden revolucionario. Venía preparado para la tarea de verdugo y en la Sierra Maestra se había forjado como asesino en serie.

El 3 de enero de 1959, Fidel Castro nombró al Che Guevara comandante de la imponente fortaleza de La Cabaña en La Habana. Construida en el siglo XVIII cuando Cuba era colonia española, servía como prisión. El Che también fue nombrado Juez Supremo de los Tribunales Revolucionarios que comenzarían a funcionar allí.

Hasta entonces no había pena de muerte en Cuba, ya que el artículo 25 de la Constitución de 1940 prohibía la pena de muerte excepto en casos de traición militar. Ésta se había aplicado una sola vez a un espía alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Pero el 10 de enero de 1959 el nuevo Consejo de Ministros Revolucionario modifi có la Constitución, ignorando las cláusulas que gobernaban la enmienda constitucional, y el 10 de febrero de 1959 promulgó una nueva Ley Fundamental. Estas maniobras le otorgaron a la pena de muerte un viso de legalidad y permitieron su aplicación retroactiva.

Proceder por convicción

Pronto, entre 800 y mil hombres fueron a parar a la prisión de La Cabaña, cuya capacidad era sólo de 300 personas.Tenían que turnarse para dormir y las condiciones eran atroces. La Comisión de Depuración que los sometería a juicio empezó a funcionar las 24 horas. El Che nombró Juez Comisionado de los Tribunales Revolucionarios a su ayudante Orlando Borrego, a pesar de tener sólo 21 años y ser contador, sin ningún entrenamiento legal o judicial. Se estableció un procedimiento operativo: los jueces y fi scales designados se reunirían con el Che antes del juicio para revisar los casos, decidirían la estrategia a seguir y determinarían de antemano la sentencia de los prisioneros acusados.

En los juicios, no existían reglas básicas de jurisprudencia y se tomaban las acusaciones del fiscal como pruebas irrefutables de culpabilidad. Aunque el Che era jefe de los tribunales revolucionarios, no asistía a los juicios; no quería malgastar su tiempo. En una entrevista filmada, José Vilasuso, encargado de revisar y preparar los expedientes de los acusados, narra como el Che le decía: “El oficial investigador siempre tiene la razón y siempre tiene la verdad”. Otros subordinados en los tribunales han reportado que los amonestaba: “No demoren las causas, esto es una revolución, no usen métodos legales burgueses, las pruebas son secundarias. Hay que proceder por convicción”.

También han testificado que los sermoneaba: “No hace falta hacer muchas averiguaciones para fusilar a uno. Lo que hay que saber es si es necesario fusilarlo. Nada más”.

El Che presidía la Corte de Apelaciones. Tenía la última palabra sobre la pena capital y sí presidía las vistas de apelación, conocidas como “revisión de causa”. Eran habitualmente muy cortas, a veces duraban sólo minutos y no se conoce de que anulara una sola sentencia de muerte. Las vistas casi siempre terminaban con el Che enviando al condenado a ejecución inmediata. La Cabaña pronto se convirtió en la fábrica de ejecuciones del nuevo gobierno revolucionario.

79 fusilamientos bajo órdenes directas

Los prisioneros aguardaban juicio escuchando el martilleo de la fabricación de los ataúdes. Casi nunca podían despedirse de sus familias, a quienes entonces no se les entregaba el cadáver y quedaban sin poder celebrar un funeral.Los juicios, las vistas de apelaciones y las ejecuciones, generalmente se llevaban a cabo tarde en la noche, con frecuencia al amanecer, puesto que el Che creía que la gente era más sumisa por la noche. Por todo el país se derrochó publicidad sobre los juicios y ejecuciones.

Sobre el corto período durante el cual el Che estuvo a cargo de La Cabaña (3 de enero al 26 de noviembre de 1959, con varios meses de viaje intercalados), el proyecto Archivo Cuba ha documentado 79 fusilamientos bajo las órdenes directas de Guevara. De enero a mayo de 1959, cuando el Che estaba presente, suman 55. Durante los viajes del Che al extranjero, desde el 4 de junio hasta el 8 de septiembre de 1959, hubo 18 fusilamientos, aunque se desconoce cuán involucrado estuvo en los tribunales. Luego de su regreso a Cuba hubo siete fusilamientos entre el 8 de septiembre y el 26 de noviembre, cuando fue nombrado presidente del Banco Nacional de Cuba.

Los informes sobre el número de fusilamientos en La Cabaña en 1959 varían ampliamente. Algunos estimados por parte de historiadores,biógrafos y la embajada de Estados Unidos en Cuba citan entre 200 y 700. Un abogado que trabajó en La Cabaña bajo las órdenes del Che afirmó que al menos se habían llevado a cabo 600 fusilamientos hasta finales de junio de 1959. Es probable que se refería a las ejecuciones en toda Cuba, pero no queda claro. Archivo Cuba ha documentado 954 fusilamientos en Cuba en 1959, de los cuales 628 habrían ocurrido de enero a junio, 58 de ellos en La Cabaña.

Fusilar mientras sea necesario

Esta información no puede investigarse debidamente, ya que los registros ofi ciales de Cuba no son públicos y no es posible el trabajo de campo dentro de la isla. Los registros de Archivo Cuba sobre los casos documentados han sido construidos con el testimonio de familiares, testigos, informes publicados en los medios de difusión, listas sacadas a escondidas de Cuba y otras fuentes secundarias que registran nombres y circunstancias de muerte durante los primeros tiempos de la revolución. Aunque no existe un conteo preciso, el hecho de que hubo muchos fusilamientos en todo el país -y deliberadamente muy a la vista- es indiscutible.

El Che también habló francamente a la comunidad internacionalsobre el tema de los fusilamientos. En Naciones Unidas, en Nueva York, donde hizo un discurso el 11 de diciembre de 1964, hace ahora 50 años, respondió a las insistentes preguntas sobre las ejecuciones con su famosa declaración: “Fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario”. Lo que no es tan legendario, pero resulta aún más estremecedor, es que durante la Crisis de los Misiles en octubre de 1962, estuvo a favor de desencadenar la guerra nuclear para “construir un mundo mejor” -supuestamente de las cenizas. Unas pocas semanas después de la crisis, furioso por la “traición soviética” de haber retirado los misiles, le dijo a un periodista británico que si los misiles hubieran estado bajo controlcubano, ellos (los líderes) los hubieran lanzado.

Es probable que nunca se conozca el número de víctimas del Ché. Mucha gente murió en las incursiones guerrilleras que dirigió en el Congo y en Bolivia, así como en revueltas y acciones violentas que planeó y facilitó en América Latina. El sistema totalitario que ayudó a diseñar y a imponer en Cuba ha costado, en las últimas cinco décadas, miles de vidas.

Una propuesta intransigente

Aparte de pisotear el derecho a la vida, el Che también abogó por eliminar y reprimir muchos derechos fundamentales más. Su propuesta intransigente exigía la subyugación de la población cubana.Torturar y silenciar a opositores y disidentes constituía para él un elemento clave del éxito. En 1959 le dijo al periodista cubano de izquierda José Pardo Llada: “Hay que acabar con todos los periódicos, pues no se puede hacer una revolución con libertad de prensa. Los periódicos son instrumentos de la oligarquía”.

Mientras que todo el mundo reconoce al Che, o a su famosa imagen en una camiseta, sus víctimas permanecen prácticamente desconocidas.

Por regla general, los mataron en la flor de sus vidas y dejaron muchos huérfanos. El dolor y la pena que causó el Ché vive en los corazones de muchas almas anónimas que llevan una carga pesada con un silencio traumático -un hijo que perdió a su padre, una madre que perdió a su hijo, una esposa enlutada por el compañero de su vida y luchando por criar sola a una familia.

Curiosamente, los mejores biógrafos del Che le han dedicado cientos de páginas a la más pequeña minucia de su vida, mas sin embargo, es casi nula la atención que le dan a sus víctimas. En su biografía del Che de 410 páginas, Jorge Castañeda dedica exactamente seis líneas a las ejecuciones en la Sierra Maestra y 11 líneas a los fusilamientos en La Cabaña, sin mencionar el nombre de ninguno de los individuos fusilados. Con respecto a los detalles, esto es lo mejor que nos ofrece Castañeda (p. 143): “Por muy justificadas que pudieran haber parecido estas ejecuciones en la época, fueron llevadas a cabo sin respeto por el debido proceso legal. Los estimados acerca de su número exacto varían…”

Sin garantías procesales

Lee Anderson es mucho más generoso con las ejecuciones en la Sierra Maestra, extrayendo muchas citas del diario del Che. Menciona más de 20 casos, y muchos con detalles esclarecedores. Pero mientras su biografía de 768 páginas dedica 27 páginas a la infancia y la adolescencia del Ché y otras ocho páginas a su primer amor, sólo “cuatro páginas de todo el libro hablan sobre los tribunales revolucionarios y los fusilamientos en La Cabaña. Cuatro líneas adicionales dispersas por todo el volumen hacen ligera referencia a los fusilamientos.

En su favor, hay que decir que Anderson escribe que el Che “como fiscal supremo, cumplió la tarea con singular determinación y los viejos muros de la fortaleza resonaban cada noche con las descargas de los pelotones de fusilamiento”. Además, expone la carencia de garantías procesales. Aun así, expresa la idea, o por lo menos nunca la cuestiona, de que los ejecutados eran criminales de guerra, torturadores y esbirros de la dictadura de Batista.

En efecto, la ropa, el aspecto, los intereses arqueológicos, el asma, la sexualidad o la correspondencia del Che con su familia, han provocado más interés que las vidas que robó y el rastro de dolor que dejó en angustiados familiares.

El libro Las Víctimas Olvidadas del Che Guevara se presentará el sábado 13 de diciembre a las 2:30 p.m. en La Casona (111 SW 5ta. Ave), sede del Miami Hispanic Cultural Art Center, dentro del programa del Primer Festival del Arte y la Literatura Independiente de Miami.

*María C. Werlau es directora ejecutiva de Archivo Cuba: Proyecto de Verdad y Memoria.

Nueva denuncia de chantaje a un preso político

El día 6/6/15 el Teniente  coronel del ministerio del interior, nombrado Lázaro, Jefe de la sección que atiende la contra inteligencia de todas las prisiones de cuba, le manifestó al prisionero político Ernesto Borges Perez que si lograba que su padre el activista opositor Raul Borges Albares abandonara la campaña por la liberación de los presos, lo tendrían en cuenta para un listado que esta haciendo EEUU y Cuba de presos a los que pondrían en libertad. Ernesto le contesto que apoya la campaña y no se le puede condicionar su libertad que ya le pertenece a cambio de una deshonra, El 8/6/15 Ernesto le planteo a su padre Raul Borges Alvarez que prefiere que lo maten en la cárcel y que moria entonces  con dignidad

He participado en las actividades de ste grupo desde su fundación Conozco los enormes inconveniemtes que han tenido que sufrir para llevar a cabo su trabajo y sacar de Cuba sus denuncias . Me lo han recordado con esta nota
El Partido Por la Unidad Democrática Cristiana de Cuba cumple 7 años de creado felicidades para todos sus integrantes y en especial ha Usted. Nuestro partido cuenta Nacionalmente Con 21 delegaciones y esta repartido en 6 Provincia del pais. si le es posible seria importante que diera ha conocer esta noticia .

Asi lo hago y me sumo a las felicitaciones animando a todos sus miembros a perseverar en la lucha

Y para Ernesto Borges UNA VEZ MAS, !LIBERTAD !

Aunque usted no lo crea ¡

Por: Julio César Gálvez.

 

No pretendo apropiarme de la columna que durante décadas escribiera Ripley para la prensa estadounidense y de muchas partes del mundo, pero sin duda alguna la marcha de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos durante los últimos meses le hubiera proporcionado más de un comentario sobre los insólitos temas, que tan acertadamente escribiera.

Primero fue el anuncio realizado el pasado 17 de diciembre por Barack Hussein Obama de restablecer relaciones diplomática con el régimen tiránico de La Habana, sin que existieran cambios algunos por la parte cubana. Después fue el tan citado informe donde Raúl Castro se comprometía a no colaborar en lo adelante con ETA y las FARC de Colombia, y que el Secretario de Estado, John Kerry esgrimiera para eliminar a Cuba de la lista de países promotores del terrorismo, como si el totalitarismo cubano no tuviera relaciones, más que fraternales y de acción con el terrorismo mundial.

La tercera sorpresa insólita fueron las palabras del general Raúl Castro en su entrevista con el Papa Francisco, ¨ de que tendría que volver a rezar y asistir a la iglesia ¨, algo que ni el mismo anfitrión debe haber tomado en serio.

Hace apenas unos días Elían González, el niño balsero, hizo declaraciones a la prensa donde manifestó su intención de viajar a los Estados Unidos, un gran pueblo al cual admiraba. Nadie puede dejar de pensar que sus palabras forman parte de un plan muy bien calculado y estructurado por parte de la Inteligencia Cubana para seguir enviando sus agentes y simpatizantes a los Estados Unidos, porque en mi modesta opinión no creo que de sinceras tienen nada.

Ahora, lo último, o mejor dicho lo penúltimo pues lo último está por verse todavía, Carlos Gutiérrez, quien fuera Secretario de Comercio de Estados Unidos y partidario de no dialogar con los Castro y uno de los promotores del Compromiso con la Libertad, un documento donde quedó plasmada la posición de un grupo de empresarios cubanoamericanos de no negociar con el régimen de la isla, ha dado marcha atrás y se muestra partidario de hacer realidad el comercio y las relaciones con la Isla, como que ahora forma parte de una empresa privada, de seguro que se le quedó grabado un fragmento del poema de Federico García Lorca, ¨ …verde, que te quiero verde ¨ aludiendo al color de los dólares.

No es de extrañar que dentro de poco, como van las cosas, veremos a Obama acompañado de Raúl Castro tomando el sol en las azules aguas de Varadero, mientras olvidan los preceptos de democracia que siempre ha estado presente en los Estados Unidos. Como me decía mi abuelita Tata cuando yo era pequeño ¨ Las falsas promesas y arrepentimientos son igual que las lágrimas de cocodrilo, que nunca se ven ¨ Nada. Tiempo al tiempo.

Bullying

Cinco dias con problemas en el Blog nos han tenido incomunicados .Volvemos a el con la terrible noticia que nos llega mientras estamos ultimando nuestro programa contra el Acoso escolar , tema al que nos  hemos dedicado este año 2014 de forma prioritaria.

Este  articulo no es unico, es solo el ultimo caso  acontecido esta vez ,en España .

En toda Europa, mas de 150 niños cada año, se quitan a vida presionados por el acoso que sufren en sus centros escolares

Seguimos pensando que :  !Algo hay que hacer ! mientras un niño mas, una niña en este caso , se ha quitado la vida antes de cumplir diez y seis años . Lo mas triste es que ahora se ha descubierto que TODOS sus compañeros conocian el acoso al que estaba siendo sometida y TODOS  callaron .

Si los niños son el reflejo de una sociedad ¿Que clase de sociedad, enferma y cobarde, estamos haciendo para nuestros niños ?cartel bullying 2

Acoso 001

La causa cubana

Esteban_Fern_ndez
por Esteban Fernández

Muchos la dan por perdida, yo sigo adelante y no tengo marcha atrás ¿Qué es la causa cubana para mí? Casi les puedo decir que la causa cubana es todo. Y si no es todo es porque tengo dos hijas y tres nietos que también son súper importantes para mí.

Mis hijas siempre han considerado que tienen una tercera hermana llamada “Cuba” que la quiero igual que a ellas. Las dos saben que son libres de pensar como ellas quieran menos en lo que a Cuba se refiere. Sobre Cuba y su liberación ellas deben pensar lo que yo piense. Solamente hubo un instante en que, por el amor que ellas sienten por mí, pensaron que el niño (hoy pedante comunista) Elián González debía irse con su padre. Me preguntaron mi opinión y sólo les dije: “¡De eso nada, ese muchachito debe quedarse aquí, libre!” Y sanseacabó el asunto. En la actualidad, como bien dice Katungo, “éste es el único cubano que se ha defecado públicamente en la memoria de su madre”.

La causa cubana dicta quienes son mis amistades. Todos mis íntimos amigos son, como yo, radicalmente anticastristas. Sin un fallo, sin una claudicación. Si alguien ha cometido una pifia al respecto ha salido como bola por tronera de mi lista de hermanos de lucha y ha pasado a ser mi conocido, cuando más. Yo puedo hablar de todo con cualquiera, pero al que no le interesa la liberación de nuestra patria no le hablo de nada.

¿Para qué yo quiero la computadora si no existiera la causa cubana y esta no fuera un arma contra la tiranía? Para nada más. Porque en realidad la Internet no es más que un estorbo, un manojo de problemas, de gastos, de virus y de junk mail. Les juro que si no existiera el motivo sagrado de cooperar de diferentes maneras a la liberación de nuestra Patria yo cogía el ordenador, la pantalla, el ratón e iba al barranco más cercano y los lanzaba al abismo. La cibernética solo me sirve para estar en contacto con todos los anticastristas donde quiera que se encuentren. Y, desde luego, esperando siempre LA GRAN NOTICIA.

¿Ustedes me creen que yo he hablado por teléfono durante una hora con un amigo enfermo en el hospital y al colgar me doy cuenta que no le he preguntado por su salud porque solamente hemos estado enfrascados conversado sobre los últimos acontecimientos en la Isla?

Desde que me levanto, con el café con leche y pan con mantequilla al lado, me pongo delante de la pantalla a escudriñar los blogs Nuevo Acción de Aldo Rosado, el de Zoé Valdés, el de Emilio Ichikawa, Baracutey Cubano de Pedro Pablo Arencibia, Todo el Mundo habla de Liú Santiesteban, el Blog de Adri Bosch, Libre Online, el Blog de Iván García, el de Jorge Rodiles, el de Alfredo Cepero y siempre termino riéndome con las descargas de José Varela en su blog. Y después leo todos los correos de la gente buena. Y voy sin contemplaciones a darle mucho “delete” a la basura.

Si no existieran las reuniones, actos, protestas, invitaciones para hablar en público, escribir columnas y leer todo lo concerniente a la causa cubana, mi vida sería dedicada a no hacer nada. A solamente ver a mis nietos crecer. Pero, por ejemplo, el libro “Moncada” de Antonio de la Cova lo he leído tres veces.

Y la pregunta obvia es: ¿Qué voy a hacer en el caso de que Cuba sea libre gracias a un milagro o un imponderable? Bueno, pues yo considero que ese no sería el final de la causa cubana. Al contrario, la causa cubana reverdecería y entonces si que tendría una tonga de gente intentando ser mis nuevos amigos. Algo parecido a cuando alguien se saca la lotería.

Parodiando un chiste de Guillermo Álvarez Guedes sobre la cantidad de amigos del dueño de un Central Azucarero les aseguro: El que defiende una causa tiene varios buenos amigos, pero si la causa triunfa entonces surgirían un millón de amigos.